Banana Duck en Sala Marearock Alicante: we’re coming home again

IMGP0978
Suso y Andrés durante V.A.P. Foto: Jordi Laguía Morales

El pop punk es un género extraño, ¿verdad? Es ese tipo de música que te agarra cuando eres adolescente, pegadizo, a veces simple, con letras que te llegan y un ritmo que te hace saltar y desfogar esa energía que tienes cuando dejas de ser un niño pero todavía no eres un adulto. Entonces creces. 

Cuando vas añadiendo años a tu vida, otros géneros musicales se abren para ti, el heavy metal, el indie rock, incluso géneros más de “nicho” como el jazz o el funky, son ese tipo de música que se puede asociar a una madurez, porque ante los ojos de la gente, no es lo mismo que oigas Radiohead a que oigas Green Day, por desgracia. 

Pero el pop punk tiene un extraño poder y es que, si alguna vez en tu vida te ha atrapado, no te suelta ni te va a soltar nunca jamás en la vida, porque, cuando estés de fiesta y suene All The Small Things, aunque lleves un tatuaje de Radiohead en el brazo, tus pies se moverán solos y tu garganta entonará perfectamente una de las canciones que te agarró en tu adolescencia. Ahí lo entenderás. 

Banana Duck es uno de esos grupos que te agarran y no te sueltan, sólo había que fijarse en el público, no sólo había unas jóvenes e ilusionadas caras nuevas que se estrenaban con el grupo, también se encontraba gente ya mayor, experimentada en sus conciertos, que quizás ya no oían el género que iba a sonar esa noche pero tan solo con el principio de Intervención se vieron empujados a los pogos de primera fila. 

IMGP0939
Suso durante el concierto de Banana Duck en la Sala Marearock. Foto: Jordi Laguía

La vuelta de los hijos pródigos de la escena pop punk y punk rock alicantina fue toda una fiesta de alegría, saltos y temazos, que dieron inicio a la mini-gira en la que se aventura Banana Duck, que tan sólo pasará por tres ciudades: Alicante (el pasado Viernes 27), Madrid (el pasado sábado 28) y Barcelona, donde acompañarán a Yax y Alfenic el 11 de Noviembre en la Sala Upload. 

El concierto no dejó pie sin saltar ni cabeza sin menearse, Banana repasó los mejores temas de su disco, Flashback, y las canciones más icónicas del EP homónimo que les hizo girar por toda España.

Poco podemos decir que no hayamos dicho ya de estos chicos, un servidor ha vivido muchos conciertos de ellos, todos en la Sala Marearock y siempre sale pensando: “joder cómo han mejorado” y es que no nos cansamos de decir que la entrada de Martín a la banda es todo un acierto. Aporta una profundidad musical, instrumental y armónica que a veces se echaba en falta en su composición de tres, además, en muy poco tiempo, se ha ganado el amor incondicional de un público que ya corea su nombre en todos los conciertos.

Y ya que hablamos de Martín, vamos a comentar uno de los momentos álgidos de la noche, que fue cuando nuestro querido guitarrista se vio acompañado por el ex-cantante de Albifornia (el anterior grupo de Martín) para cantar la sagrada canción Dammit, de Blink-182. Aún se nos mojan los ojitos cuando lo recordamos.

IMGP0968
Albifornia se reencontró, aunque sólo fuera durante unos minutos. Foto: Jordi Laguía

Como ya he dicho más arriba, poco puedo decir de Banana Duck que no haya dicho ya, por eso me parece muy interesante la frase que dijo nuestro colaborador Chema Medina, que veía por vez primera a la banda, cuando le preguntamos qué le había parecido el concierto.

“Simplemente, son los mejores en lo suyo, dan mucha caña, es un género espectacular en directo y lo tienen tan practicado que lo bordan. En el punk rock nacional, son de lo mejor“-Chema Medina, filósofo, colaborador desaparecido y batería

imgp0876.jpg
Six, pensando en si su batería aguantará bien toda la caña que le mete. Foto: Jordi Laguía

Muchos pensaréis que este reportaje es extraño, que apenas comentamos qué canciones tocaron, cómo fue el directo, la genial y sentida cover de No Way Out o su nuevo tema, que presentaron por sorpresa en Alicante (y que era una delicia) o que no os hacemos sentir como si de un concierto de Banana Duck se tratara.

Y es que sólo tenemos que decir una cosa, si queréis experimentar un concierto de Banana Duck, id a un concierto de Banana Duck, id a ver a vuestras bandas locales, apoyad el pop punk y el punk rock nacional, que es una escena muy rica y con entradas muy baratas.

Dejad que os agarren que, como ya hemos dicho, no os soltarán. Disfrutad de la música y dejaros llevar.

Es todo lo que tenemos que decir.

 

Support your locals!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s