[Review] ‘That’s the Spirit’ de ‘Bring Me The Horizon’: Renovarse o morir.

BMTH-002_wm

Todos hemos oído alguna vez este dicho: “renovarse o morir”. O cambias o tienes como destino que te aborrezcan y mueras en un lento olvido.

En la música este dicho se convierte en algo horrible, puesto que la búsqueda de renovación es un rompecabezas en el que tienes que intentar atraer nuevos fans, pero sin desagradar a los antiguos y esto siempre es difícil, a veces, imposible.

Ejemplos tenemos muchos, desde el cambio del post-grunge del primer CD de ‘Thirty Seconds To Mars’ al rock alternativo con toques electrónicos del último hasta ese especie de garage rock extraño de Green Day en su reciente trilogía, que contrasta completamente con su estilo pop punk de Dookie.

El caso de ‘Bring Me The Horizon’ es un tanto especial, puesto que no sólo cambian para evolucionar y buscar nuevo público, sino que simplemente el grupo se está viendo obligado a cambiar, porque su antiguo metalcore ya no es posible. No con el estado que tiene la voz de Oliver Sykes en estos momentos. Así que… toca renovarse ¿no?

ALBUM EN SPOTIFY: 

ANTECEDENTE: ‘SEMPITERNAL’

Cuando salió ‘Sempiternal’ al mercado, ya surgieron las primeras críticas y los primeros descontentos con el grupo, sobre todo relacionadas con el estilo del album que había abandonado su fuerte componente de metalcore con un grandioso screamo de Oli Sykes por un estilo más suave, tirando al post-hardcore y que, aunque seguía con gritos (más suaves e incluso con partes sin screams) el estilo no terminó de convencer a alguno de los antiguos fans que buscaban algo mucho más fuerte.

Personalmente ‘Sempiternal’ no me parece mal album como idea, sigo pensando que ‘Shadow Moses’, ‘Can You Feel My Heart’ o ‘Go to Hell, for Heaven’s Sake’ son unas buenas canciones, pero tras unas cuantas oídas, el CD en general falla un poco, quizá por el parecido de muchas de las canciones, que se te acaba haciendo pesado al cabo de un rato. Pero el concepto me sigue pareciendo genial, tanto como por las letras como por el look (bien llevado a los conciertos) y por el concepto de las canciones en sí mismas.

‘THAT’S THE SPIRIT’, LO BUENO: PERFECCIONANDO LA IDEA.

Si ‘Sempiternal’ implantó la semilla de la idea, ‘That’s The Spirit’ es el crecimiento de la susodicha semilla y la verdad es que no crece mal.

‘That’s The Spirit’ tiene algunas canciones geniales, para mí, mejores que casi todas las de ‘Sempiternal’. Hablo por ejemplo de ‘Drown’, esa especie de balada hardcore (ellos mismos llamaron al CD pop metal) con una letra que me parece deliciosamente bien escrita y un conjunto en general que, aunque no parezca de ellos puesto que la voz es cantada, no scream, y la canción en general no es del tono que se podría esperar de su grupo, de hecho yo muchas veces he pensado en cómo sería si ‘Bring Me’ hiciera esa canción en acústico en sus directos y creo que posiblemente ganaría un toque de encanto.

Otras canciones que personalmente considero destacables pueden ser ‘Throne’ (con ese toque de nu metal que nos recuerda a ‘Linkin Park’ pero sin dejar de lado la esencia de ‘Bring Me’), ‘Happy Song’ (con una increíble letra y unos coros de voces blancas realmente potentes y peculiares, que apoyan un scream final de Sykes bastante épico) o ‘True Friends’ (pegadiza y curiosa novedad del estilo del grupo) que hacen que la primera mitad del CD (donde se sitúan casi todas estas canciones) es bastante bueno y coge la fórmula de ‘Sempiternal’ pero mejorándola.

‘THAT’S THE SPIRIT’, LO MALO: RECAYENDO EN UN MISMO ERROR.

Si ya he dicho anteriormente que a las muchas oídas ‘Sempiternal’ se vuelve repetitivo y cargante, ‘That’s The Spirit’ cae en el mismo mal, quitando el mencionado buen inicio que he comentado antes (‘Doomed’, la primera canción que introduce el CD, es bastante buena y original, aunque sea un poco inquietante oír las inhalaciones de Oli Sykes) el CD flojea mucho en la parte medio-final a mi parecer, quitando la ya mencionada ‘Drown’, el resto de canciones son realmente parecidas y un tanto monótonas, quitando la sorpresa inicial que te da el CD de que es un trabajo cantado, no gritado, y una vez acostumbrado a esto, el final del CD no convence, y menos si lo comparas a ese espléndido inicio que el disco brinda.

‘THAT’S THE SPIRIT’, CONCLUSIÓN.

tumblr_nuktbxwzki1uejbtgo1_1280

¿Es ‘That’s The Spirit’ un buen disco? Pues, aunque se le critique tanto… sí, lo es, quizá no es un CD sobresaliente y le falta mucho que pulir, pero sigo pensando que ‘Bring Me The Horizon’ está cada vez más cerca de encontrar un nuevo estilo en el que sentirse cómodos con el estado de la voz de Sykes y si siguen así al final conseguirán el “espíritu” que les de un nuevo disco completamente genial con un nuevo estilo fresco y, posiblemente, sin screamo (o con alguno puntual).

Y a ti, ¿qué te ha parecido el nuevo CD de ‘Bring Me The Horizon’?

PUNTUACIÓN.

Puntuacion mejorada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s