[Review] ‘Death of a Bachelor’, de ‘Panic! At The Disco’. Muere un grupo, nace un artista.

22549330627_627ea118e2_b

Con el lanzamiento del último CD de ‘Panic! At The Disco’ nos enteramos de algo que ya sospechábamos y es que el álbum estuvo completamente creado por el famoso cantante, Brendon Urie, que no sólo compuso todas las canciones del disco, sino que también tocó todos los instrumentos en su grabación, todos los fans de la “banda” ya nos olíamos que ‘Panic!’ era básicamente Brendon Urie, puesto que en los videoclips de todos sus singles empezó a salir sólo él y los componentes del grupo lo fueron dejando poco a poco, pero la revelación de que el último CD es 100% de Brendon Urie, nos dejó a todos un tanto anonadados y con ganas de oírlo y juzgar el talento del famoso cantante y, tras escucharlo, podemos decir que Urie tiene un gran talento como músico.

El ser totalmente libre de hacer lo que quieras convierte a un álbum en algo mucho más personal, tanto en las letras como instrumentalmente, puedes plasmar exactamente lo que tienes en tu cabeza, puedes hacer una canción con una instrumentación oscura pero con una letra bonita, puedes hacer un álbum cursi como Ed Sheeran o atacar a tus “haters” y nadie te lo impedirá, por eso podemos decir que, tras oír ‘Death of a Bachelor’ hemos oído prácticamente la personalidad de Brendon Urie y… es moderno y extravagante.

ÁLBUM COMPLETO EN SPOTIFY:

ANTECEDENTES: DEL POP PUNK AL ROCK ALTERNATIVO.

“Oh, well imagine, as I’m pacing the pews in a church corridor…” Sería imposible hablar de ‘Panic! At The Disco’, sin mencionar su himno, aquí en España quizá no es tan conocida, la época en la que ‘My Chemical Romance’, ‘Panic! At The Disco’ y ‘ Fall Out Boy’ sufrieron su boom en muchos de los países, sobretodo los del continente americano, apenas llegó a España, aquí se puso de moda ‘Tokio Hotel’ grupo que tapó la moda de los otros tres en nuestro país, pero el impacto de ‘I Write Sins Not Tragedies’ en EEUU fue bestial, gran éxito en MTV e incluso hoy cuando se le pone a los adolescentes la canción, que ya tiene unos añitos (fue el single más famoso del álbum debut del grupo, “A Fever You Can’t Sweat Out”, de 2005), la reconocen y la cantan.

Tras su gran debut, con un álbum que seguía el estilo de esa especie de “pop punk revival” que reinventaba el legado dejado por ‘Green Day’ y ‘Blink 182’ dándole una nueva personalidad. A diferencia de sus dos hermanos de estilo, ‘Panic! At The Disco’ dejo a un lado el estilo oscuro de ‘My Chemical Romance’ y el estilo duro de los principios de ‘Fall Out Boy’ por optar por algo más fresco y moderno, un poco más electrónico, un estilo que gustó bastante.

Después de 3 años en inactivo, ‘Panic!’ regresó con un disco mucho más extraño y experimental, ‘Pretty Odd’, personalmente mi favorito de la banda, toques de folk y rock psicodélico con un estilo pop por ser fácil de oír y tener estribillos pegadizos. Destaca el single de ‘Nine in the Afternoon’, también muy popular en EEUU y dejó a los fans con un sabor agridulce, a algunos les encantaba que el grupo se lanzara a experimentar y a probar nuevos estilos, mientras que otros preferían quedarse con el estilo de pop punk del álbum debut.

Estos últimos tuvieron que alegrarse mucho con ‘Vices And Virtues’ el álbum con el que volvió en 2011 el grupo, retomando un estilo pop punker pero todavía quedándose con lo aprendido en su coqueteo con el rock alternativo y experimental de ‘Pretty Odd’, el primer single de este CD, ‘The Ballad Of Mona Lisa’, con un videoclip que es una continuación espiritual de ‘I Write Sins Not Tragedies’ y que aún arranca gritos cuando se oyen sus primeros acordes en un concierto.

Con el penúltimo álbum de la banda llegó el debate y el desacuerdo, dieron un giro de 180º con respecto al anterior trabajo y con respecto a todo lo que habían hecho anteriormente. Pasaron de ser un icono de la resurrección del pop punk a un rol totalmente distinto, una especie de rock alternativo con mucha electrónica y sintetizador muy centrado en la voz de Brendon Urie, que, como él mismo dice, le encanta ser el centro de atención. Ese cambio tan radical no terminó de convencer a muchos fans, que esperarán algo diferente de este nuevo CD.

‘DEATH OF A BACHELOR’: MEJORA DEL ANTERIOR Y TERRITORIO POR EXPLORAR.

El primer single que nos llegó a los oídos del esperado regreso (¿y posible recuperación?) de ‘Panic! At The Disco’ fue ‘Hallelujah’, personalmente me dejó un poco extraño, por un lado adoraba la voz de Brendon, la canción era pegadiza y los agudos eran realmente buenos, pero instrumentalmente me parecía un poco sosa y repetitiva, siendo esto lo que me preocupaba de que se repitiera en el resto del CD.

Las declaraciones de Brendon sobre el disco no hacía más que descolocarme, diciendo que tenía una fuerte inspiración de Sinatra y ‘Queen’ y que definiría mucho su vida.

Con el segundo single, ‘Victorious’ la cosa fue cambiando y tomando forma, aunque en un principio no me convencía nada el instrumental de la canción, la voz y la escalada al agudo me encantaban (sin olvidar los coros al estilo ‘Queen’, como el mismo Brendon dijo que se inspiró), siendo yo un gran fan de las voces agudas, eso era prácticamente porno auditivo para mí y cuanto más la escuchaba más me convencía la canción, con esa guitarra distorsionada que, acompañada de una buena batería y un teclado que encajaba a la perfección se acabó convirtiendo en la que para mí ha acabado siendo quizá la canción más completa del CD aunque sólo dure 3 minutos.

Los otros dos singles elegidos para el disco fueron ‘Emperor’s New Clothes’, que dejaremos sin comentar puesto que ya lo hice en el post del estreno de su videoclip y me centraré en su último single, ‘Death of a Bachelor’, puesto que creo que es importante destacarlo como un nuevo estilo con el que se atreve a experimentar Brendon y… lo hace muy bien.

Para ‘Death of a Bachelor’, Brendon no sólo luce un estilo “vintage” en su traje y en el estilo de su videoclip, la propia canción es una especie de homenaje moderno al estilo clásico de power ballad del más puro estilo Sinatra con la que Urie se luce vocalmente, algo que ya no me impresionaba tras ver su genial cover de ‘Bohemian Rhapsody’, en la que lució orgulloso una voz prodigiosa y con un gran registro.

Del resto de canciones considero muy destacables ‘Don’t Threaten Me With a Good Time’, por tener una combinación de guitarra, teclado, genial letra y genial voz que la convierten en mi favorita del CD y ‘Golden Days’ por ser una canción que me parece personalmente bastante original, con un buen cambio, una voz potentísima y una guitarra y un bajo realmente fuertes.

El CD en general es corto (poco más de 30 minutos) pero me parece realmente bueno, las canciones que nos suenan a su anterior trabajo las considero muy mejoradas con respecto a lo que podíamos oír en ‘Too Weird to Live, Too Rare to Die!’ y los nuevos coqueteos con otros estilos como el de esas baladas al puro estilo Sinatra o ese rock alternativo electrónico y un tanto oscuro como el de ‘Emperor’s New Clothes’ le queda como anillo al dedo al “grupo”.

CONCLUSIÓN: EXPERIMENTAR Y FUNCIONAR, DESPUÉS, MEJORAR.

panic-at-the-disco-at-leeds-2015

Considero ‘Death of a Bachelor’ como un álbum experimental, el primero realizado al 100% por Brendon Urie, tiene puntos mejorables como que todas las canciones suenen bastantes parecidas o ese exagerado componente electrónico para mi gusto (aunque es parte de la esencia histórica del grupo) pero asienta una base que, si el vocalista y líder de ‘Panic!’ decide continuar puede ser realmente interesante. Si os gusta oír como un grupo se reinventa y experimenta y sois fans de la voz de Brendon Urie este es vuestro CD, puesto que vocalmente es posiblemente el disco con el que más se luce de toda su carrera.

PUNTUACIÓN:

Valoración P!

Anuncios

Un comentario en “[Review] ‘Death of a Bachelor’, de ‘Panic! At The Disco’. Muere un grupo, nace un artista.

  1. Pues a mi realmente los singles que han sacado ni fu ni fa. Si algo bueno tiene el CD es Don’t Threaten Me With a Good Time, Golden Days e Impossible Year. Quizás si es mejor comparado con Too Weird To Live, Too Rare To Die pero sigue sin estar a la altura fe Vices & Virtues o A Fever You Can’t Sweat Out (de Pretty Odd ni hablamos). Entiendo el cambio al ser ahora 100% Brendon pero creo que a algunos fans si nos ha disgustado un poquito. Sinceramente, Victorious me gustó la primera vez que la escuché y a la segunda me pareció odiosa.
    Veremos que tal sigue Brendon! At The Disco.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s