[Review] ‘Royal Blood’: Un nuevo soplo de aire fresco.

maxresdefault (1).jpg

¿Hola? ¿Hay alguien ahí? Ya va siendo hora de que me presente y eso… Sí… empecemos…

Soy Jaume y voy a escribir periódicamente en este blog, básicamente porque el incauto del administrador me ha dado acceso. Obviemos su error e inauguremos mi colaboración en este sitio por todo lo alto.

Esta es la primera de la serie de críticas en las que voy a presentaros bandas noveles. Con bandas noveles quiero decir bandas que solo tengan publicado un álbum debut. Así pues, voy a escuchar únicamente álbumes debut para que, quien lea esta review , descubra unas cuantas perlitas que estarán o deberían estar en lo más alto. Empecemos.

ROYAL BLOOD: LOS ORÍGENES.

FooFighters_Spotlight_610x320_v2

 

Royal Blood es una banda británica cuyo sonido es una mezcla bien orquestada entre Garage y Blues Rock,  con un toque bastante peculiar. La banda, formada por el bajista y cantante Mike Kerr y el bateria Ben Thatcher, ha ido creciendo de forma exponencial durante 2014 y, muy concretamente, 2015, después de girar por medio mundo siendo teloneros de Arctic Monkeys y Foo Fighters (fans declarados de la banda, al igual que Jimmy Page entre otros) y actuar en festivales como el Glastonbury, Download y el T in the Park.

Su sonido potente y envolvente (marcado por sus dos canales de bajo diferenciados) y su potencia y actitud han conseguido disparar a la banda hasta donde están ahora.

ROYAL BLOOD: ESPECTACULAR COMIENZO.

Royal Blood, su primer LP, se publicó allá por el 25 de Agosto de 2014, después de tener un EP grabado y varios singles con sus respectivos vídeos en Youtube. Este primer trabajo de la banda británica tiene un sonido directo, desgarrador, producido por la voz  y bajo de Mike Kerr  y la batería de Ben Thatcher, que, con la excepción de agitadores y panderetas en algunas de las canciones del álbum, son las únicas herramientas que usaron para grabar esta recopilación de canciones.

El hecho de que la producción de este álbum sea tan natural ya hace que éste gane puntos de antemano. Después de escucharlo entero te das cuenta del gran acierto que son estos dos músicos para la escena alternativa. Nos encontramos delante de un grupo de grandes temas individualmente que, al unirlos con el resto, forman un todo uniforme y completo.

Los primeros segundos de ‘Out of the Black’ pueden resumir lo que nos encontraremos en todo su primer trabajo. Con una batería muy marcada con toques de maestría y diferenciados riffs de bajo, el tema avanza guiado por la bluesera voz de Mike Kerr completando uno de los mejores cortes del conjunto del álbum. Cabe mencionar también como se disfruta con la variación de dinámicas de la canción, sobretodo cuando llega el puente y suena ese bajo aislado que da paso a la explosión del final instrumental.

La energía no cesa y ‘Come on Over’ viene otra vez como un torbellino (el título en ese caso es muy identificativo) para que la susurrante voz nos guie hasta el potente estribillo, punto álgido de la canción junto con el riff principal, ingredientes que forman la identidad de la banda.

El riff de bajo enlaza con el inicio de ‘Figure it Out’ mi corte favorito del disco y su canción más completa. El tema es un medio tiempo que se inicia con un groove muy de blues rock que el hi-hat de la batería lleva a un estribillo potente, hasta que se rompe con un solo melódico de bajo que acaba explotando con un final muy de marca de la casa.

Sin descansar por un segundo, aparece ‘You Can Be So Cruel’, otro medio tiempo,  entre un gran riff y ese tipo de blues rock garajero que tanto hizo populares a The White Stripes o Black Rebel Motorcycle Club.

La voz de Mike y la peculiar batería de Ben inician ‘Blood Hands’, un tema más lento con reminiscencias de Blues e incluso Stoner Rock en el sucio bajo. Destaca sobre todo la melodía, mucho más directa que en las demás canciones, con largas frases que transmiten una especial tristeza, acorde con el tema principal de la composición.

Después de este trance llega ‘Little Monster’, un gran tema muy directo con melodía y bajo pegadizos, la mejor batería de todo el álbum y un estribillo idóneo para ser cantado por fans en directo. Yo que pude verlos en la Sala Apolo de Barcelona el marzo de 2014, puedo decir que este es uno de los grandes momentos de todo el evento.

La recta final del álbum empieza con ‘Loose Change’ una canción directa basada en un tema melódico que se repite alrededor de la canción sin dejar de perder frescura. Esta es la canción con más rollo alternativo del disco, que acaba subiendo de potencia y convirtiéndose en un gran tema de Garage.

La voz de Mike vuelve a aparecer en uno de las cimas del disco: ‘Careless’, un temazo de desamor con unas grandes melodías de bajo y un atractivo estribillo que lo culmina.

Concluyendo el álbum llega ‘Ten Tone Skeleton’ su último single, un medio tempo con mucha garra que combina maravillosamente el bajo con la voz, y que camina hacia un puente que destaca por ser diferente a todo lo oído por ellos anteriormente. ‘Better Strangers’ cierra el álbum con un corte lento que va perfecto para poner la guinda al pastel.

CONCLUSIÓN:

Resumiendo a grosso modo, Royal Blood es un muy buen álbum debut, unificado y con alma,  que senta las bases del grupo con grandes canciones. Más que recomendable.

PUNTUACIÓN

meta-image-2meta-image-2meta-image-2meta-image-2meta-image-2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s