[Reflexión] La desigualdad de género en los carteles de los festivales

primavera-sound-fapackfnac-destaque-echoboomer
Fuente: echoboomer.pt

Por suerte, cada vez más, se están sumando reivindicaciones de los consumidores para una mayor presencia de artistas femeninas y bandas con componentes femeninos. Este movimiento está causando controversia, con diferentes opiniones al respecto en comentarios de redes de festivales y muchísimos artículos. Yo también he querido reflexionar alrededor de este tema, intentando verlo desde una nueva óptica.

¿Hay machismo en el mundo de la música? La respuesta a la pregunta no es una cuestión opinable, es un hecho irrefutable. El sistema patriarcal llega a todos los ámbitos de este mundo, y la música no iba a ser diferente, así como a los carteles de los festivales, que es en lo que nos queremos centrar. Si cogemos una muestra de los festivales más grandes de España este 2018: Primavera Sound, Mad Cool, Arenal Sound, Resurrection Fest y BBK Live (dejando algo de lado el Viña Rock, Download, Rototom, Medusa y Dreambeach), podemos obtener unos resultados de discriminación flagrante, sobre todo en algunos casos.

El festival con menos porcentaje de bandas con algún componente femenino de la selección es, sin duda, el Resurrection Fest. Solo 7 nombres (6’7%) tienen componentes femeninos. Sin duda, en el metal y los géneros extremos la desigualdad es mayor, no solo en carteles, sino en la cantidad de bandas con componentes femeninos. Si buscamos podemos encontrar algunas bandas buenísimas con chicas (sobre todo en el papel de vocalistas) pero, son una extrema minoría, también teniendo que destacar una increíble falta de mujeres en instrumentos como guitarra, bajo o batería.

Si nos centramos en los festivales con indie, rock, pop, etc., los datos mejoran bastante. El Primavera Sound, centrado en nombres pequeños, se marca un 34’3% de nombres con mujeres involucradas. Unos 65 nombres con girlbands y solistas incluidas, y lo más importante, una de ellas cabeza de cartel: Bjork. El Mad Cool Festival, a falta de cerrar el cartel, tiene 25 nombres femeninos, un 23’4% del cartel, y el BBK Live un 28’2%, con los importantes cabezas de cartel de The XX y Florence + The Machine. El Arenal Sound, a falta de confirmar muchos nombres, tienen un 17%; ningún nombre femenino escrito en grande.

No quiero entrar en el tema del motivo de esta desigualdad, no soy un experto en ello, pero hay que destacar positivamente un esfuerzo, cada vez mayor, de los festivales para incluir nombres femeninos. Aun así, de momento están siendo insuficientes. Creo firmemente que hay que presionar a los festivales para que esta situación cambie, tanto en los géneros más dados a la presencia femenina en bandas, como es el indie, como en géneros con clara minoría femenina como el metal.

La culpa de no paliar esta desigualdad es, en gran parte de los festivales. No hay excusa para no confirmar músicos femeninos, aunque hay que entender que hay géneros en los que la poca presencia femenina hace que las dificultades sean mucho mayores. Lo más importante es confirmar nombres en la letra pequeña, donde están esas bandas con poca trayectoria que acabas descubriendo en los grandes festivales y no comportan demasiado gasto monetario en caché. Durante muchísimos años, los músicos femeninos han tenido claras dificultades para acceder al mundo de la música, y aún siguen estando presentes, pero creo que se están reduciendo, cosa que hace que haya infinidad de bandas con poco recorrido y con mucho talento que se merecen una oportunidad.

Pero, no toda la culpa será de los festivales. Todo el sistema de la promoción musical ha sido discriminatorio durante muchas décadas. No obstante, los cambios que nos ha dado la tecnología para autoproducir, hacen que cada vez más personas pasen de su casa a hacer giras por todo el país, revolucionando así todo el sistema de producción musical.

 

Si, bueno… nombres pequeños si, pero… ¿qué sucede con los cabezas de cartel?

Sin duda, creo que los festivales tienen responsabilidad de seleccionar bandas pequeñas para darles una oportunidad, ya que, estar ahí presentes, les aporta nuevos seguidores al instante. En el caso de los nombres grandes, el problema es diferente. Muchas reclamaciones de los colectivos feministas tienen que ver con la poca presencia de nombres grandes y cabezas de cartel femeninos. Y yo no creo que los festivales tengan la mayor parte de la culpa en este tema (que ojo, tampoco creo que sean completamente inocentes).

Cada festival quiere mantener contento a su público confirmando lo que el mismo público desea, dentro de sus posibilidades, apostando por un caché más alto o más bajo. ¿Podemos culpar al Mad Cool Festival por tener a Pearl Jam, Depeche Mode, Arctic Monkeys, Jack White y QOTSA como cabezas de cartel y sólo tener a Dua Lipa en grande? Probablemente si, pero es importante fijarse en la cantidad de grupos más pequeños femeninos que hay. Con este nivel de caché (enorme), el festival de Madrid ha conseguido hacer sold out y ha satisfecho los deseos de su público, que pedía a Pearl Jam y Arctic Monkeys. El público, efectivamente, también tiene gran parte de la culpa. El público es el que pide más a Pearl Jam en un festival y más a Bjork en otro.

Porque… ¿cómo eligen los festivales el tamaño de sus nombres?

Según el artículo de Consequence of Sound, los criterios para elegir cabezas de cartel son tan evidentes como: el tamaño de los recintos donde actúan en solitario, los pactos con el/la artista y los números en internet. Todo esto al final se resume en la demanda. La pregunta es: ¿quién es responsable de la demanda de un artista? Gran parte de la culpa lleva siendo durante años de promotoras, pero con internet, la culpa se va transfiriendo cada vez a nosotros, al público. El público es el que comporta más o menos demanda en conciertos con componentes femeninos y, por tanto, menos caché.

Actualmente, en festivales que apuestan por grandes cachés, las posibilidades de tener mujeres encabezando cartel son muy reducidas. Este año solo me imagino unos pocos nombres con posibilidad de estar en grande, que están girando por festivales europeos: Florence + The Machine, The XX, Bjork, Arcade Fire, Joan Jett & The Blackhearts y PJ Harvey como cabezas y Dua Lipa, Slowdive, Lorde, Chvrches, Nightwish, Haim, Paramore, etc. en segunda línea. Da la casualidad que la mayoría de estos ya están presentes y en grande en algún festival de España. El único género en el que las mujeres dominan claramente es el pop de radiofórmula, género en el que prácticamente ningún festival español encaja. El Mad Cool ha incluido extrañamente a Dua Lipa, pero nombres como Adele, Rihanna, Lady Gaga o Beyoncé o no encajan con la idiosincrasia de los festivales o, para muchos, son inalcanzables.

Creo que es muy difícil encontrar nombres femeninos con suficiente fama como para encabezar un gran festival y esto es dado probablemente también a la discriminación arrastrada de otras décadas. El poder de cambiarlo reside en todos: con escuchas en Spotify, visitas en Youtube, asistiendo a conciertos y haciendo que más personas escuchen esas bandas maravillosas que te encantaría ver en tu festival favorito.

 

 

En definitiva, creo que los festivales tienen que tener un mínimo de confirmados femeninos y que el público tiene que compartir y escuchar a bandas y artistas de calidad que hagan que mujeres lleguen a estar escritas en grande. Yo, mientras seguiré soñando con el momento en el que gente como Lorde, Wolf Alice, The Big Moon, Nervosa o Deap Vally estén encabezando los más grandes festivales del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s