[Reportaje] Mando Diao en Barcelona: Cómo mantener una base sólida de fans.

20180221_211920
Mando Diao en la Apolo de Barcelona.

Tenía ganas de hablar del concierto que Mando Diao nos regaló en Barcelona hace unas semanas. Tenía ganas de hablar, no porque fuera un concierto excepcional e inolvidable que voy a recordar toda la vida, sino porque me hizo reflexionar. En primer lugar me gustaría decir que asistí al concierto de los suecos sin saber prácticamente nada sobre la banda. Normalmente no me suele hacer falta saber mucho para analizar si creo que un directo vale la pena o no pero en este caso el no saber nada fue un detonante para que mi mente me llevara a esa reflexión que hice después.

Lo poco que me habían dicho de Mando Diao es que eran one hit wonders. Me extrañó ver como se les puede llegar a considerar un grupo con un tema importante (Dance With Somebody), y sin mucho más destacable. Yo siempre he dudado de esa clasificación, ya que conozco a fans de la banda y tengo que decir que he estado anteriormente en conciertos de bandas conocidas por un hit, y el ambiente suele ser calmado, serio y sobrio durante todo el concierto, hasta, eso sí, que suena ese temazo, que suele ser la última canción, para que el público se vuelva loco durante esos fugaces tres minutos. Si tomamos ese tipo de público como referencia, Mando Diao no encajan ni de lejos en la definición de one hit wonders, ya que, con más o menos nombre, han conseguido mantener una base bastante sólida de fans.

La banda arranca bastante puntual, con San Francisco Bay y los recibe una sala Apolo llena hasta las trancas, con un público muy conectado y que baila y canta sus temas desde el minuto 1. En un segundo los suecos me demostraron que no son una banda de un solo hit ni los típicos indies que atraen al público oportunista, son una banda sorprendentemente efectiva y con mucho sentido del espectáculo.

Con temas como All the Things de su último álbum o White Wall, de sus inicios, los de Borlänge configuraron un arranque muy potente, moviéndose por el escenario con gran soltura, interactuando con el público y ofreciendo un directo disfrutable de rock ‘n’ roll.

Prosiguen algunos cortes más tranquilos de medio concierto como All My Senses y Good Times o One Two, Three de su último álbum, que tuvo mucha presencia, y que sonaron mucho mejor que la mayoría de temas antiguos, algo que pocos grupos pueden decir. Hasta aquí toda la setlist iba en ascenso, la banda sonaba bien y es interesante el matiz roto que coge en directo la voz de Björn Dixgård, aunque a veces tanta potencia jugaba alguna mala pasada.

Un momento álgido llega con The Band, una potente y divertida canción que mejora mucho en vivo, y Mr Moon, uno de los temas más esperados de la noche para los fans, para mantenerse arriba con You Got Nothing On Me. A partir de este momento el concierto decayó un poco con Break Us, una balada para mí algo olvidable, Voices on the Radio y Down in the Past, que pese a su energía no lograba enganchar demasiado. No son malas canciones, sino que el orden de la setlist les jugó mala pasada.

Hasta Gloria, uno de esos temas que enganchan a la primera escucha no hubo una subida de intensidad interesante, en una recta final para mí mal seleccionada, que en vez de subir la intensidad hasta el clímax, crea picos irregulares.

En los bises, un público expectante quería darlo todo con lo que fueron las últimas canciones, Shake, con un ritmo muy pegadizo, y el TEMA, Dance With Somebody, una de esas canciones que levantan públicos al instante. La versión en directo mejora mucho, con un inicio tranquilo, para después romper a bailar con toda la energía que los suecos saben transmitir en el escenario.

En definitiva, fue un concierto disfrutable. Mando Diao son una banda que sabe cómo moverse en un escenario, cuándo interactuar con el público, y tienen un directo que funciona. Hubo momentos que la voz rota de Björn, el cantante, fue un poco justa, probablemente por el cansancio,  pero todos pasamos un gran rato. En estos artículos tengo que valorar la presentación en directo exclusivamente, y sin duda recomiendo que vayáis a ver a los suecos próximamente, sobre todo en el O Son Do Camiño, festival donde encajan perfectamente.

Me alegro que bandas que ni yo conocía como Mando Diao puedan ganarse la vida con la música, siendo, en gran medida, fieles a si mismos, y, sobre todo, espero que nunca nadie más vuelva a decir que son one hit wonders.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s