[Review] ‘Mi Promesa Más Sincera’, de Banana Duck: poner toda la carne en el asador

Llegó el día. Tras estrenar aquí mismo el videoclip de Florence, el primer tema de Mi Promesa Más Sincera, Banana Duck ha elegido este lunes 9 de Abril para darnos su nuevo trabajo al completo, un EP con 5 temas que comienza una nueva etapa de uno de los grupos de punk melódico más relevantes del panorama nacional. ¿Cómo suena este nuevo trabajo de Banana Duck? ¿Está a la altura de la expectación? Con un pequeño SPOILER os podemos decir que, al menos a nosotros, nos ha encantado.

Antes de empezar con lo que viene siendo la review, tenemos que explicar que, como todos los análisis que se hacen en la web y prácticamente en todos lados, no somos catedráticos de la música y hablamos desde nuestra perspectiva personal. Aún así, y aunque es obvio que Banana Duck son amigos nuestros, no les vamos a dar un trato especial ni nada parecido, yo mismo les analizaré al igual que lo haría con cualquier otro grupo que no conociera. Vamos a ello.

Florence

La canción que abre Mi Promesa Más Sincera es el primer single que pudimos oír  en la web.

El tema comienza con un pequeño silencio que rompe en una explosión instrumental con un momento guitarrero muy propio y la batería de Six reventando como siempre. Después, la estrofa llega con un juego de la voz y el instrumental turnándose, que funciona muy bien y sirve de precedente de algo que oiremos después de ese pegadizo “me marchité, resucité…” que se te quedará en la cabeza durante horas (lo juramos). Después, repite la jugada de turnar voz e instrumental pero de una forma mucho más enérgica e intensa.

La canción sigue moviéndose entre diversos estilos, gritos, momentos calmados, unos coros y armonías aún más trabajados que en discos anteriores (que ya era algo que destacaba en el grupo) y la voz de Martín en estudio impresiona para bien. Es todo un viaje musical que quiere demostrar de lo que son capaces Banana Duck y que, sin duda, será el exitazo del EP como ya lo fue Ecos en Flashback o La Historia de Fer en Banana Duck. Merecido éxito que le auguramos, todo sea dicho.

Sarah Elliot

Con un estilo más ameno y fiestero, Banana Duck vuelve con un punk melódico directo conciso, rápido y pegadizo, algo que es acompañado también por la letra, una lírica mucho más amigable, optimista y fácil de memorizar, es algo que yo personalmente llamo “canción de fiesta” y son esos temas que podrían sonar en una discoteca rock perfectamente y harían que todos los presentes, la conocieran o no, se pusieran a bailar sin parar y gritar sus letras.

Si el objetivo era ese, hacer una canción más amena, directa, pegadiza y fiestera, es un 10, el instrumental es rápido y tiene ese toque que sabes que es de Banana Duck, pero deja de lado la melancolía de Flashback para lanzarse a algo que busca más traer buen rollo y entretener al oyente. Conseguido.

Anastesia

Volvemos a un estilo más duro y a letras menos fiesteras, Anestesia es toda una dosis de buena música en vena, Banana ha querido poner toda la carne en el asador con este EP y se nota, están experimentando con su estilo sin parar, forzándolo para sacar todo el jugo y vaya si lo consiguen.

Anastesia tiene una de las mejores composiciones instrumentales de Banana Duck y sabe manejar el ritmo a su placer, tiene momentos en los que se vuelve una montaña rusa, otras en los que los instrumentos simplemente acompañan a la voz y otros en los que la canción rompe y se vuelven absolutos protagonistas, como en ese exquisito momento en el minuto 2 en el que dan caña y paran de golpe para volver a explotar, dar un golpe final a la canción y acabar.

Esperanza

Pero si tenemos que hablar de golpes, Esperanza es la indicada, Banana Duck pisan el acelerador en el primer minuto para luego bajar el ritmo tras una intro que te activa inmediatamente al oírla.

Si algo tenemos que destacar de esta canción es, sin duda, sus armonías, se nota que la banda alicantina ha querido trabajar mucho las voces en este nuevo trabajo y esta canción es la muestra final de ello, quizá, mi favorita personal del EP, Esperanza es pop punk que sonaría genial en un gran festival, ante miles de personas que coreen ese estupendo final de canción, ambicioso, grande, épico. Banana Duck quieren demostrar que apuntan alto, que van a por todas, y con Esperanza se han dejado la piel para dar una de las más agradables sorpresas de lo que llevamos de año.

Mención especial: Anestesia – English Version

Es Anestesia. En inglés. Suena muy bien la verdad, normalmente no la analizaría pero quiero lanzar la pregunta al aire de si esto ha sido un guiño a ese genial disco de No Way Out, llamado Bipolar, que contaba con un doble CD, en castellano y en inglés, si es así, aplaudo a Banana Duck, se me cae la lagrimilla de la nostalgia y todo.

Conclusión

El grupo alicantino de punk melódico pisa fuerte para demostrarnos, una vez más, por qué son de los nombres que más resuenan en la escena local. Un EP de 4 canciones (y una doble, por así decirlo) que se hace corto a la escucha y que es ambicioso, algo que, a veces, se echa de menos en el mundo musical actual.

Tendremos el ojo echado en Banana Duck, como ya lo teníamos antes, pero esta vez con mucha más seguridad de que Mi Promesa Más Sincera merece ser un exitazo y sus presentaciones en vivo merecen tener un gran público que cante con ellos todos y cada uno de los temazos de este EP.

Nota: 5/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s