[Reflexión] la música como aliada

Vetusta Morla en su concierto en el Palau Sant Jordi de Barcelona. Foto: Esther Cobos.

Siempre he ido retrasando este artículo por varios motivos pero especialmente por los sentimientos que tengo sobre este tema y por mi extrema timidez, aunque sea a través de un ordenador. La música nos acompaña en cada día de nuestra vida, aunque no queramos. Salimos a la calle y ahí, en algún super, comienza a sonar alguna canción aunque no sea de nuestro gusto.

¿Qué quiero decir con esto? La música está con nosotros en cada momento de nuestra vida, para bien o para mal. Es una plaga, que la acompaña una serie de recuerdos que nos llevan a esos momentos de la intimidad más absoluta, a reflexionar si queremos una cosa y pelear hasta el final por nuestros sueños, a sonreír cada vez que escuchamos cierta canción porque te recuerda a esa persona que amas o simplemente llorar de la rabia por no poder recuperar el tiempo perdido.

Los músicos tienen uno de los trabajos más duros y a la misma vez más bellos como es darle nombre, expresiones  y forma a todos aquellos sentimientos que encontramos dentro de nosotros. No saber bien como expresarlos o no saberles poner palabras es, sin duda, uno de los retos más importantes para algunos de nosotros. También ellos, sin saberlo, han salvado vidas por estar presentes en un momento concreto de la vida de una persona que, por alguna circunstancia que otra, no daba ni un duro por ella misma y por mucho que buscará una solución siempre estaba en la espiral de caer en la oscuridad; pero por casualidades te tropiezas con alguien que comprende tus sentimientos: tu dolor, tu frustración, tu culpa, tu miedo. Y al fin alguien le sabe poner nombre aquello. Al fin ves que alguien también ha sentido eso y ya no te sientes tan bicho raro por culparte, sabiendo que nada era tu culpa.

Llámalo I should have known, llámalo Machines, llámalo Cuestiones de familia, llámalo con cualquier canción que veas que tiene esa magia tan pura de la comprensión. Después de esa espiral vas viendo una luz que te sorprende, que nunca habías experimentado y sales de todo aquello.

Tú mismo no quieres que tu reproductor te cante melancolía, porque no la necesitas. De los mismo músicos que escuchabas en ese momento crítico te das cuenta que tienen canciones para cada momento (no estoy diciendo que nos quedemos atascados siempre en la misma banda) y comienzas a escucharlas. Te das cuenta que siguen teniendo esa parte de comprensión y te preguntas ¿Cómo narices lo pueden hacer siempre? No lo sabemos, o tal vez sí, pero ese es su súper poder.

O también cuando estamos en un ambiente idóneo para nosotros la música se convierte en pura celebración, por estar allí con quien queremos.

Ahora, si me permitís os daré 3 canciones que para mí son importantes y que están demasiado atadas a recuerdos y emociones que por mucho que pase el tiempo sigo teniendo ese cariño tan especial hacía ellas.

I should have known

Ya que he hablado de ella, y ha sido una de las primeras que he nombrado me gustaría compartiros esta canción de Foo Fighters. Tal vez no sea la más conocida de la banda norteamericana pero sí la más importante para mí. En las grabaciones del disco Wasting Light, era el expediente x del disco ya que no encajaba (según se decía en documental de la banda) con el disco. Pero esta canción grabada en el bajo con Kris Novoselic, representa una parte de cuando hay un un error y estamos tan cegados que no vemos. Después de ver ese error, por mucho que le digas a la persona que va a caer te culpas hasta llegar a la desesperación e incluso a no perdonar a la persona que ha desaparecido para ti porque, en parte, sabes que ha sido un poco culpa tuya, por no insitir. O simplemente te dio la razón demasiado tarde y tu culpabilidad crece aún más.

Cuarteles de invierno

Hace relativamente poco pude escucharla en directo y la sensación de tan solo recordar ese momento es  mágicaVetusta Morla, en mi opinión narra a la perfección lo que estoy viviendo ahora mismo. Después de la culpa, viene el aire de libertad pero a la misma vez te da miedo sentir eso. Sabes que poco a poco ese miedo se va perdiendo y tienes que despegar para dejar de lado la mochila que llevabas antes pensando que todo aquello era tu hogar… cuando no lo era. Simplemente una brillante canción.

Butterflies & Hurricanes

Te levantas y sabes que tienes que luchar. Nadie ni nada te puede hundir en tu camino. Es tu momento y de nadie más. Lucha, pelea y sueña por todo aquello que deseas, aunque algunas personas no entienda por qué lo haces; solo necesitas sentir ese impulso tú mismo y que te motive. Para mí es todo eso lo que transmite esta canción (me ha costado mucho seleccionar solo una de Muse) con toques de piano que te impulsan ha cumplir y luchar por tus sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s