Kodaline llenan Razzmatazz de contrastes

JC Stewart, uno de los teloneros de Kodaline | Foto: Esther Cobos

Hace apenas una semana, tuve la oportunidad de disfrutar por primera vez en directo de Kodaline. Los irlandeses hicieron parada en la barcelonesa sala Razzmatazz para presentar Politics Of Living, su último álbum lanzado al mercado a finales de septiembre. Esta vez, servidora tenía la responsabilidad no solo de hacer fotografías desde el foso, si no también de contaros cómo se vivió dicho concierto, y que personalmente, tenía muchas ganas de cubrirlo.

A las 20h empezó el primero de los teloneros, JC Stewart, con un rollito muy cantautor y con guitarra en mano. No lo conocía absolutamente de nada y quedé maravillada. El chico un poco paradito, pero no necesitaba más. Un foco sobre él, el pie de micro, guitarra y voz. Unos minutos después, Wild Youth. Con un estilo tirando a pop rock, hicieron saltar y disfrutar a una sala que poco a poco se llenaba para recibir a Kodaline. Callum McAdam, el vocalista, y Conor O’ Donohoe, el teclista de la banda (con un traje negro de lentejuelas) no paraban de saltar y moverse por el escenario como si no hubiese un mañana. ¡Transmitieron muy buen rollo!

Lo que me sorprendió fue que en ambos teloneros fui la dueña y señora del foso, estando yo sola ante el peligro. No obstante, gratos descubrimientos tanto JC Stewart como Wild Youth, aunque de estos últimos había escuchado previamente un single.

Durante media hora, el escenario estaba en marcha preparando los instrumentos de Kodaline. Y apenas 5 minutos antes de que empezaran, me dirigí de nuevo al foso (esta vez si acompañada con dos personas más) para retrataros de cerca los 3 primeros temas.

DSC_9033
Steve Garrigan, vocalista de Kodaline | Foto: Esther Cobos

Las luces se apagaron y enseguida Kodaline salieron al escenario entre vítores: Steve Garrigan (vocalista y guitarra), Mark Prendergast (guitarra y teclados), Jason Boland (bajo) y Vinny May (batería y guitarra).

La entrada no fue del todo triunfal, ya que unos fallos de sonido deslucieron el principio de Follow You Fire. Esto no fue un impedimento para que el público coreara el tema. No había rencor que el año pasado cancelaran parte de la gira (incluyendo los conciertos en nuestro país). Un tema muy positivo sobre perseguir tus sueños, creer en ti y luchar con pasión. Brand New Day fue el siguiente tema interpretado por los irlandeses, tras el cuál, Steve (vocalista de la banda) agradeció la asistencia a todos y la gratitud por volver a Barcelona. Aunque no nos engañemos, desde la redacción de La Musikalité se rumorea que Kodaline tienen un pisito en Barcelona, ya que a menudo se dejan caer por aquí 😉

Ready, del álbum Coming Up For Air, cerraba mi estada en el foso. Tras guardar el equipo, me fui hacia un lateral de la sala a disfrutar del resto del concierto. Y menos mal… Honest muy bonita en directo, pero os aseguro que Brother desde el foso habría sido difícil de digerir. Lo recuerdo y tengo la piel de gallina. Todos los que tenemos hermanos nos choca bastante dicho tema. No daban tiempo a reponerse, Shed A Tear empezaba a sonar. Es un tema que trata sobre la empatía, hablar sobre tus problemas y sobre la salud mental, pero todo ello de una manera positiva. Esta canción es prácticamente de obligada escucha para que todos tomemos conciencia de varios aspectos.

 

Después de tanta intensidad, damos un salto a Head Held High. Un tema mucho más alegre dentro del álbum que da nombre a esta gira, Politics Of Living. Steve con ukelele en mano y haciendo partícipe al público con los la la la’s del tema. Increíble el contraste de una canción a otra. Kodaline son una montaña rusa y tras este momento animado, le siguieron The One y Angel.

Steve empezaba a interpretar I Wouldn’t Be, un tema que es prácticamente a capella y dónde el resto de componentes de la banda hacen los coros. No imaginaba lo bien que suena en directo. De nuevo, se marcaron otro salto a Love Like This, con unos acordes mucho más animados. Este fue el segundo single de In A Perfect World, el primer álbum de los irlandeses, al igual que One Day. Volvimos a temas más recientes, como Born Again y Raging, antes de entrar en la recta final del concierto.

Aquí llega un momento que en directo me impactó muchísimo: Love Will Set You Free, canción que tenía ‘del montón’ y en Razzmatazz me cautivó lo más grande de lo bien que suena y transmite.

DSC_9034
Jason Boland, bajista de Kodaline | Foto: Esther Cobos

Dejaron para los bises dos de los temas más conocidos, All I Want y High Hopes sonaron llenos de sentimiento. Muchos de los presentes abrazados escuchándolas y analizando las letras y las melodías, otros rompiéndose (ambas son de gran carga emocional), otros inmortalizando el momento… O varias de estas acciones a la vez. Sin duda alguna, no había mejor manera de poner el cierre a este concierto.

Al encenderse las luces, alguno todavía estaba secándose las lágrimas. Pero los comentarios eran los mismos: un concierto muy notable, que, a título personal, únicamente me faltó escuchar Lost. Kodaline es una banda que en estudio derrochan mucho sentimiento. Pero en vivo, se crece todo mucho más y con sus letras (en su gran mayoría, muy elaboradas y de calidad), corres el riesgo de romperte mientras los escuchas en directo. También hay un factor que influye mucho. La música es muy subjetiva y en ocasiones, es muy fácil arrastrar el significado de los temas a nuestro propio terreno.

Esperamos verlos de nuevo bien pronto, pero de momento, os invito a ver las fotografías en nuestro Flickr.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s