Especiales Videoclips

30 años de Take That en 10 canciones

Take That | Fuente robbiewilliamslive.com

Hacía mucho, muchísimo tiempo que tenía pendiente de hablar de una banda que lleva presente en mi vida desde el año 2006. Take That, la boyband que catapultó a la fama a Robbie Williams. Si bien es verdad que ahora mismo no los escucho tanto como hace un par de años, pero sin duda alguna me acompañaron prácticamente toda mi adolescencia.

Gary Barlow, Robbie Williams, Mark Owen, Howard Donald y Jason Orange, formaron en Manchester a principios de los 90’s una de las boybands más exitosas a nivel mundial. Tras la marcha de Robbie, en el año 96 se separaron y 10 años más tarde volvieron sin él con un sonido mucho más maduro y grandes letras. Desde entonces, no han dejado de cosechar éxitos, pasando a ser 4, 5 o 3 componentes, pero sin dejar de lado esa esencia renovada gracias al paso del año y con una buena dosis de madurez musical.

Voy a dejaros por aquí 10 temas dónde descubrir un poco más a la boyband con canciones de ayer y de hoy. Ha costado bastante pasar el filtro, y está basado única y exclusivamente en gustos personales.

Could It Be Magic

La primera etapa de Take That, no me entusiasma en exceso. Una de las canciones que más destaco, es esta cover de Could It Be Magic de Barry Manilow. Un jovencísimo Robbie Williams es el protagonista absoluto de este tema, totalmente con sonidos de boyband de los 90’s y que le sirvió a la banda para ganar el Brit Award al mejor single británico 1993. Tras la marcha de Robbie, Gary pasó a ser la voz principal de Could It Be Magic, dónde cabe destacar una reversión al piano y con cortes lentos que hicieron en el Beautiful World Tour y que gana enteros.

Back For Good

El himno noventero de los de Manchester y una de sus canciones más exitosas. Con total seguridad puedo decir que fue la primera canción que escuché de ellos cuando era pequeña, ya que sonaba mucho en la radio. Ese videoclip en blanco y negro y la lluvia cayendo, así como la intro del tema, es demasiado mítico. Puede pecar de ser la típica balada de boyband, comparable con Flying Without Wings de Westlife o I Want It That Way de Backstreet Boys. Ganó, más que merecidamente, el Brit al mejor single británico de 1996.

Never Forget

Esta canción cobró un nuevo significado, ya que Robbie dejó la banda durante la promoción de este tema, incluido en Nobody Else, el último álbum de estudio antes de la separación de la banda. En esta ocasión, la voz principal recae en Howard, aunque todos tienen su momento de solo en este tema. El videoclip lo forman imágenes de los entonces 5 miembros de la banda en backstages, conciertos… muy recopilatorio todo. Se acercaba el final de la primera etapa de la banda. Como curiosidad, hasta finales del 2010, no la interpretaron juntos en directo.

Patience

Le tengo cariño a Patience. Muchísimo. Fue la canción que me hizo re-descubrirlos, gracias al álbum de Los 40. Patience hizo que Take That, ahora como cuarteto, volviesen a lo más alto de los charts 10 años después de su separación, con una gran balada que muestra un sonido mucho más maduro que los temas noventeros a los que nos tenían acostumbrados. Los falsetes de Gary son una delicia para los oídos y que, en el conjunto con el instrumental y la letra, hace una combinación 10/10.

Shine

Mark Owen protagoniza una de las canciones más motivacionales de Take That. Shine contrasta mucho con el anterior single, Patience, en cuanto a estilo se refiere, ya que en esta ocasión suenen mucho a Scissor Sisters. Este tema es un homenaje a alguien a quien admiramos mucho, a que nos marca un camino y ejemplo a seguir. O eso es lo que la banda nos hizo creer en un principio. Con el tiempo, confesaron que Shine iba dedicada a Robbie Williams y a su lucha contra la depresión mucho antes que decidiese volver unirse a la banda.

Rule The World

Es chocante que uno de los mejores temas de Take That (bajo mi punto de vista), no esté dentro de ninguno de sus álbumes, si no de la reedición de Beautiful World. Rule The World es un baladón que formó parte de la BSO de Stardust, con un instrumental épico y un estribillo a cargo de Gary y Howard. Es un clásico en los conciertos de la banda e incluso la tocaron en la ceremonia de clausura de los juegos olímpicos de Londres 2012.

Greatest Day

En noviembre del 2008, la banda lanzó otra de mis canciones fetiches. Greatest Day es un chute de energía motivacional, en forma de canción uptempo: ‘Today this could be, The greatest day of our lives, Before it all ends, Before we run out of time.’ Gary confesó años después que compuso el tema en apenas 3-4 horas. En directo es el típico momento cañonazo de confeti y de hacer partícipe al público con los coros.

The Flood

Four become five. La vuelta de la formación original de Take That, me pilló en mi momento más fan de la banda. El 15 de julio de 2010, con mis 19 añitos recién cumplidos, se anunciaba que Robbie volvía y que estaban preparando nueva música los 5 miembros de la banda. Probablemente Progress (dicho álbum de estudio) no era lo que esperábamos, en comparación a los anteriores trabajos. El single de presentación, The Flood, protagonizada por Robbie y Gary era toda una declaración de intenciones, llena de mensajes claros y autobiográficos, tanto en la misma canción como en el videoclip. ‘We were holding back the flood, They said we’d never dance again.’

Love Love

La estela de Progress y Progressed (la reedición del álbum) deja un sonido hasta entonces no explotado en Take That, con unos tintes electrónicos que pueden recordarnos a la versión (muy) mejorada de su música en los 90’s. Love Love formó parte de la BSO de X-Men: Primera Generación. Gary y Mark ponen voz a un tema con mucha energía y presencia de sintetizadores. El videoclip es sencillo, pero el juego de luces es muy majo.

Get Ready For It

Suelo ser bastante objetiva con las bandas y artistas que me gustan, y ellos no iban a ser la excepción. Alguna vez he dicho por twitter que los dos últimos trabajos de la banda me han parecido muy flojos y más con la salida de Jason (y la de Robbie, que se dijo que era para un álbum y gira), creía que se venía una era muy fuerte. Pero no fue así. En III y Wonderland, Take That hacen un cambio de registro que a mí personalmente no me apasiona, salvo excepciones como esta. Get Ready For It es una canción que tiene los ingredientes necesarios para ser parte de una BSO, y así fue, ya que formó parte de la BSO de la primera película de Kingsman. Lo poco positivo que rescato de estas eras, es que empiezan a incorporar los 3 instrumentos en directo y eso siempre es un sí rotundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: