Especiales

[Especial] ‘Me Va Bonito’: la verdad llamada Zetazen

Zetazen en estado puro. // Foto: Procedente de la cuenta de Twitter del artista (@Zetazen1)

Creo que una de las cosas más bonitas que te puede dar la música es encontrar a alguien que sepa representar aquello que tú tienes miedo a aceptar, mediante esas palabras concretas y específicas que al escucharlas, lo notas. Se te rompe el alma por la razón que sientes mientras escuchas la voz de esa persona y a la vez eres incapaz de decir nada, solo escuchas, lloras o ríes, te expresas de la manera que el cuerpo te lo pide y al acabarla sientes una liberación propia. Cuando alguien es capaz de abrirte los ojos, es alguien que siente igual que tu, que vive miedos  y experimenta el dolor de cualquier ser humano. Esto es lo que hace que la música llegue, se quede y sea eterna, de por vida: la verdad.

Hoy os vengo a hablar de un artista al que la palabra verdad se le tendría que poner al lado como sinónimo. Lo descubrí hará casi dos años con uno de sus temas más conocidos Incendio en mí y desde ese instante, supe que su palabra iba a formar parte de la mía. Zetazen se ha vuelto uno de los pilares del rap nacional de hoy en día, siendo capaz de crear música mediante el alma, algo que pocos son capaces de hacerlo porque no es nada fácil abrirte al mundo sin tapujos y decir:

  • Este es mi dolor y ahora es el vuestro.

Llórame, 3:43, Cuenta nueva y borrón, Derramo el licor, Me Mato, VenteZetazen ha creado de la nada una historia musical inigualable. Con un origen humilde del que ya os hable hace meses en un post aquí mismo, este chico ha luchado desde el primer instante que consideró que la música era su vida por encima de cualquier carrera o estudio. Apostó por su talento, por aquello que le llenaba día sí y día también y no os mentiré, menos mal que lo hizo. Una de las primeras sensaciones que viví cuando lo descubrí y escuche por primera vez temas como Llórame fue lo siguiente:

  • Miedo.

Me asusté al ver que él era capaz de poner en mi mente las palabras necesarias para representar el dolor que sentía en ese instante o abrirme los ojos hacia una duda que atormentaba mi cabeza. Por eso, Zetazen fue y es un descubrimiento musical y terapéutico esencial en mi vida ahora mismo y hoy os traigo algo que, personalmente, me hace ilusión. En este 2020 la música ha vivido muchas idas y venidas pero Zetazen no ha dejado de crear, pudiendo así disfrutando de temas nuevos que ha  ido creando como son Roto, Bonito y Flex, Vente y el que os presentaré ahora: Me Va Bonito.

Desde que acabé la primera escucha de este tema sentí la necesidad de adentrarme en la letra sin dudarlo por todos los sentimientos que me producía. Zetazen además de músico yo lo consideraría un escritor nato porque, por encima de todo, su música es letra (aunque la parte de producción me parece sublime) Sus letras son de las que te rajan el alma, entran, te remueven por dentro y te hacen dudar de hasta ti mismo. Y hoy he querido tirarme a la piscina con Me Va Bonito, adentrarme en cada una de sus partes y a partir de diferentes palabras clave contaros que me produce esta canción. ¿Podré acabar resumiéndola en alguna palabra en concreto? Sinceramente, lo dudo, pero la vida puede sorprender de muchas maneras. No me enrollo más, empecemos.

Andes de ir directamente a la letra me gustaría remarcar algo. En el comienzo de la canción escuchamos un “Dice” y ahora, adentrándome en la canción me surgió una duda interesante: ¿Es una carta Me Va Bonito? Me dio la sensación de que Zetazen le está leyendo a alguien esta canción, por eso el empezar diciendo “Dice”, haciendo referencia a: todo esto que te he escrito, pensando en ti, empieza así. Un pequeño inciso antes de todo pero que a la vez, creo, es clave para entender más aún la canción.

Nunca forcé el encaje, nada prometí
Ahora me va bonito solo

———————————————
No tengo tiempo pa’ que esto me duela, en fin
Te veo, se me para todo

  • Recuerdo: El comienzo de esta canción me remitió al recuerdo, a ese instante que piensas por lo que viviste. Ese posible momento de arrepentimiento de decir, ¿igual tuve que haber roto todo y apostar? Pero a la vez tenemos ese “me va bonito solo” y para mí eso significa algo claro: aún todo, arrepentimientos o no, ahora estoy bien así (o digo estarlo)
  • Tiempo y Alma: Para mi aquí hay una referencia clara, cuando decimos que no nos duele algo porque tenemos tanto en nuestra vida que no nos da tiempo a sufrir pero, en el fondo, es mentira. Ese “en fin” es para mí la contradicción clave, el decir que no tengo tiempo para sufrir pero cuando veo o recuerdo a esa persona que me hizo estar y ser como soy ahora, todo vuelve. Porque a veces, sin darnos cuenta en muchos casos, nos engañamos para dejar de sufrir.

Ey, si ves que tal, avísame si se me nota
En mi cabecita tu recuerdo lo que ocupa

———————————————–
Tuve para 4 discos en el bloc de notas

—————————————————
No vas a saberlo nunca y ya no me preocupa

  • Inconsciencia: Porque a veces expresamos lo que sentimos sin darnos cuenta. Ya lo dicen, con la cara y la mirada lo decimos todo. Algo bueno pero a la vez peligroso, el ser transparente y el exponerte al mundo con solo tu propia mirada. Pero a la vez, el cómo de una manera inconsciente la cabeza juega contigo y te reúne pensamientos que creías muertos, pero no, siempre estuvieron ahí.
  • Hablar: Algo tan necesario y a la vez nos asusta tanto… el hablar contigo mismo no es fácil por el temor a descubrir algo que creías irreal en ti. Pero no mintamos, todos necesitamos tener un momento de coger hoja y boli y sacar todo aquello que nos encoje el pecho y nos tiene con un nudo en la garganta. Esos 4 discos en bloc de notas, esas miles de palabras sacadas para curar el dolor del pecho.
  • Silencio: Ese temor, vivir en el silencio pero con el tiempo, lo valoras. No somos conscientes de como a veces es necesario hablar contigo mismo y que nadie más lo sepa. Obviamente habrá momentos en los que desearías que todo lo que estás sacando lo supiese la persona que te ha creado cada uno de esos miedos, pero con el tiempo te das cuenta de que lo importante y necesario ya lo has hecho, vaciarte del dolor que te consumía por dentro.

Escribir pensando que nadie va a leerme
Solo así me encuentro en mí

——————————————————
Tanto bueno y malo, todo lo que di me vuelve
Y la cama fría, es mejor así

  • Liberación: En relación a lo comentado anteriormente con el Silencio y el Hablar, creo que Liberación es una palabra súper acorde en esta parte. Solo así me encuentro en mí, cuando escribo pensando que solo yo me leeré, que solo yo seré consciente de mis miedos e inseguridades, sabiendo que nadie más que yo podrá llegar a juzgarme. No es fácil aceptar errores pero el primer paso es tenerlos delante y verlos tu solo, sin tener la influencia de nadie detrás.
  • Causa / Reacción: Aquí Zetazen nos habla de las acciones y sus consecuencias, de actuar desde el corazón con su final. Decidir vivir solo, sin la persona que te rompió el alma y al principio no fue fácil pero ahora con el tiempo lo ves claro: más vale dormir solo que con un gran nudo de pena en el pecho.

Que sabes que me va bonito no es secreto
Pero tal vez llamarte sería tan violento

———————————————————-
Más se mueve todo cuanto más me estoy quieto
Trago amargo, mal momento

  • Dudar: Pero es inevitable que en algún momento llegues a pensar: ¿cómo estará? Puedes estar bien, sintiéndote a gusto en ese instante pero la mente siempre te jugará malas pasadas y dudarás de ello. Gritas al mundo que estás mucho mejor así pero tu cabeza te hace dudar de aquello que te da la estabilidad que necesitas, el estar lejos de la persona que te dejó sin aliento.
  • Apostar: ¿Te la juegas? ¿Saltas al vacío? Siempre son las preguntas que te llenan la mente cuando la duda te corroe. No es fácil, para nada y más aún cuando estás solo. Creemos que realmente actuamos cuando estamos en movimiento, pero eso es mentira. Realmente nos movemos de verdad cuando estamos quietos, solos, estirados en nuestra cama y mirando al techo. ¿Por qué? En ese instante la mente se acciona y empieza a bombardearte a dudas, pensamientos e inquietudes que no recordabas. ¿Cómo vives ese rato? Depende, pero normalmente no es fácil y no se hace nada llevadero.

Ayer canté frente a 10 mil
La canción que te envié y no contestaste
Mi vida se resume así
Joder, me tengo que reír

  • Pura impotencia: ¿Cuántas veces has dicho “maldita sea” sabiendo que tú tenias razón? Es surrealista cuando vives situaciones que sabías que pasarían o experiencias que te hacen ver que la persona, con el tiempo, se arrepentirá de haberte tratado como te trató. Esto a ti no te sorprende, es así, porque ya lo veías venir pero no nos engañemos, jode que el tiempo te dé la razón sin darte a la vez lo que tanto deseabas.

Voy a mentir en mis canciones
Diciendo que no espero a que me llames

————————————————————-
Me tomo bien el tomar malas decisiones
Me tomo 10 mirando el mar gallego y ya ves
Ya ves

  • Miedo: Este sentimiento se apodera de nosotros demasiadas veces en nuestra vida, manipulándonos y haciéndose dueño de nuestras acciones. Por miedo nos mentimos, no aceptamos verdades, por miedo no vemos la realidad, por miedo no hablamos y por miedo acabamos perdiéndonos a nosotros mismos.
  • Vivir: El tiempo ayuda a abrirte los ojos, a darte cuenta de que vivirás buenas y malas decisiones pero eso es vivir, caer y renacer. Ese “mar gallego” que al mirarlo todo desaparece y las olas entran en tu mente para liberarte por unos instantes de todo, un momento tan necesario que ni nos damos cuenta a veces de cuanto nos ayuda.

Estoy buscando una abertura en ti
Y como no lo intente, me voy a arrepentir

——————————————————————
La energía tuya no la vi antes por aquí
Quiero to’ lo que no tengo
That’s all about me

  • No vivir con ese “quizás”: A veces con pocas palabras lo dices todo y yo aquí solo diré lo siguiente: mejor vivir con el dolor de haberlo intentado que con la pena de ese quizás que te atormenta día y noche. Más vale caer después de jugar que no esconderse y llorar por ser incapaz.
  • Apostar por lo imposible: Todos tenemos un poco de masoquismo en nuestra mente, apostando por algo o por alguien que en fondo sabemos que no nos hará bien pero, es lo que toca. La vida consiste en decisiones y en momentos que nos acabarán formando para ser quienes somos, por ello, el apostar por aquella persona que creemos que nos hará bien aunque en el fondo somos conscientes de que no, es necesario vivirlo ya por el simple hecho de decir: he vivido aunque me haya caído mil veces.

Estoy volando, sin planes, sin encajar en nadie

Ahora me va bonito así

————————————————–
En alta frecuencia vibrando, sin haberte visto por mis calles
Con todo el incendio en mí

  • Tú y solo tú: Tu yo interior, aquella voz que vivía escondida detrás de tantos temores e inseguridades, poco a poco nace y sale a la luz para reivindicarse. Da igual si no encuentras en ese momento la persona con quien encajar, lo importante es vivir lo que el alma te pida, sin tapujos ni restricciones.
  • Mucho dentro que quema para afuera: (Obviando la referencia que se puede establecer con su canción, Incendio en mí) Zetazen aquí representa la vivacidad del alma. El cómo se nos remueve todo cuando vemos a una persona o al revés, cuando no lo vemos. El darnos cuenta de que eso es estar vivos, sentir y experimentar una mezcla de emociones tan potentes que nos dejen sin palabras.

Ya probé la derrota, ya he probado la miel
Puse arriba mi nombre, fuera ya saben quién

——————————————————————
Y ahora diles la verdad cuando pregunten
Cuéntales quién es Rubén
Diles que

  • Da igual perder: Cuando caes una vez, ya te da igual caer mil veces más porque sabes algo; que siempre consigues volver. Lo das todo, apuestas tu alma a aquello que te pide y puedes perder y seguramente lo harás, pero tú has sido fiel a lo que tu corazón te pedía y por eso, ya solamente por eso, mereció la pena.
  • Persona y Verdad: La persona por encima de todo, no esa ficción que crea la otra persona mediante lo que le interesa contar. Todos somos verdades en forma humana que vivimos en este mundo, Zetazen es Rubén, un chico que escribe desde los sentimientos que le llenan día a día y eso me lleva a decir lo siguiente: somos humanos, no androides así que sintamos por encima de todo.

Ya probé la derrota, ya he probado la miel
Ahora me va bonito, ahora me va bien

  • Renacer de lo imposible: Con el tiempo y con la madurez que obtienes de cada experiencia te das cuenta de que todo sucede por algo. Que puedes vivir el mayor dolor de tu vida y creerás que te morirás por ello, pero no. Todo se acaba superando y lo acabas viendo con perspectiva, considerando de que realmente valió la pena todas las lágrimas caídas porque ahora estás ahí, siendo tu por encima de todo y viviendo como tú quieres, algo que no todo el mundo puede decirlo.

Solo puedo decir esto: gracias Zetazen por atreverte a gritar al mundo todos tus miedos porque, sin darte cuenta, al darle nombre a tus miedos les das nombre a los de mucha gente. Ojalá más verdad en forma de canciones como Zetazen y menos superficialidad en forma de notas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: