Críticas conciertos Giras Reportajes

[Crónica] Dorian encandila Girona en el Strenes

Dorian | Foto: Esther Cobos

Desde los escalones de la mítica Catedral de Santa María de Girona pudimos disfrutar de Dorian. El pasado viernes la banda empezó la gira de su nuevo disco Ritual ante el diverso público del festival gerundense Strenes que celebra este año su décimo aniversario. Desde los más mayores hasta los más pequeños, fueron llenando las escaleras, por primera vez en esta edición del festival.

Algo tan especial requiere también un ambiente único, como el que creó la organización con un fantástico escenario a los pies de la escalera, elevado y visible desde cualquier punto de las puertas de la Catedral.

Empezaron la noche con Noches Blancas, de su anterior trabajo Justicia Universal, y un saludo, en catalán, al público de Girona. Le siguieron dos de sus más míticas, Verte Amanecer en una versión más potente con una renovada batería y Los Amigos Que Perdí que no falla en emocionar aún sin la especial colaboración de Santi Balmes.

La primera muestra de su último trabajo vino en forma de Tornado (cuyo nombre es una directa referencia al poeta Pere Gimferrer), en la que Marc y compañía resumen muchas de las cosas que les molestan de la sociedad actual. Justo después pudimos disfrutar de un par de temas de Justicia Universal, la ya mítica Hasta Que Caiga el Sol y Duele, originalmente con León Larregui de Zoé.

Marc y Lisandro | Foto: Esther Cobos

Agradecidos de por fin poder ver las caras de sus seguidores tras algunos conciertos pandémicos. Tras esto empezó la verdadera introducción a Ritual, un disco que según los mismísimos Dorian va en contra de la actual industria musical. Dónde la tendencia es sacar singles como si fueran suplementos semanales y, cuando se tienen suficientes, graparlos con algún tema suelto y fingir que eso conforma un álbum, Dorian han optado por tomárselo con calma y nos urgen a hacer lo mismo con nuestras escuchas. En sus propias palabras, Ritual está hecho para disfrutarlo poco a poco como los buenos platos.

Con esto en mente, tuvimos ocasión de probar algunos de los ingredientes de este buen plato que es Ritual en forma de Dos Vidas, el segundo single del disco, y Lento, cuya versión en directo incluye no solo la voz de Belly pero también Lisandro dándole a los bongos con toda libertad.

Siguieron con dos de sus más recientes colaboraciones: No Dejes Que Pase El Tiempo con Ana Mena y Dual con Pimp Flaco. Esta última ha sido todo un éxito desde su salida mucho antes del anuncio de Ritual, y lo ha sido aún más en directo. Fue en ese momento en el que publicó (muy tímido y parado hasta ese momento) dejó atrás sus cojines para ponerse de pie y bailar al ritmo de Dual. En esta versión Lisandro se encargó de las voces adicionales al igual que hizo momentos después en otra de sus grandes colaboraciones, Vicios y Defectos cuya versión original es con Javiera Mena.

Como es normal, sus trabajos más recientes fueron los protagonistas de la noche, lo que no impidió ciertos viajes al pasado a través de Arrecife, Paraísos Artificiales y uno de los himnos de la formación: A Cualquier Otra Parte.

Tras una breve pausa regresaron al escenario para los ansiados bises. Techos de Cristal abrió la ronda, un tema hecho para el movimiento feminista que estoy segura se convertirá en un tema muy especial. Personalmente, me encantaría ver una versión únicamente con la voz de Belly. Para mi grata sorpresa Cometas hizo acto de presencia esta vez, recreando el mismo ambiente mágico que le acompaña cuando ve la luz.

Belly | Foto: Esther Cobos

Y como no podría ser de otra manera, cerraron con el dúo más potente: La Isla y La Tormenta de Arena. Sin duda algunos de los temas más conocidos de la banda y a los que, con razón, le deben gran parte de su público. El final apoteósico donde lo dan todo y más, lejos de ser una triste despedida, ha sido en esta ocasión la oportunidad perfecta, tras mucho tiempo, de que los fans pudieran por fin devolver la sonrisa de felicidad que Dorian les dedica en cada actuación pero especialmente esa noche..

Como se me ha hecho ya costumbre, pude disfrutar de unos impecables Dorian: Marc como siempre entregado a su público, dedicándoles palabra tras palabra; Bart deslumbrando desde su esquina hasta el centro del escenario; Belly en su papel de «comandanta» (palabras de Marc) con una sonrisa inquebrantable toda la noche; y Lisandro, bautizado también como el «hombre biónico» quien ha dado un paso al frente no solo en el álbum sino también en su experimentación sobre el escenario, dónde tocó un sin fin de instrumentos a lo largo del concierto. Pero si tuviera que destacar algo sin duda es la renovada batería que lucen en esta gira. Robert se ha unido como músico para los directos desde la salida de Víctor y es cierto que la diferencia es notable. El volumen y la energía que ha sumado al directo de la banda es reseñable.

Puedes ver todas las fotos del concierto en nuestro Flickr.

1 comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: