El MadCool Festival se presenta pisando fuerte.

TITULAR

(Todas las fotos por cortesía del MadCool Festival. Gracias por estas magníficas imágenes).

Hace una semana, el MadCool Festival se estrenó en la capital y lo hizo a lo grande, con un total de más de 100.000 asistentes, el festival “novato” trajo a su parrilla nombres que más quisieran muchos perros viejos del negocio musical, legendarios como The Who, apuestas arriesgadas pero acertadas como Die Antwoord o grandes nacionales como L.A. y Vetusta Morla, aquí os dejamos nuestro paso por este festival mientras lloramos deseando que llegue ya el año que viene.

DÍA 1 – Dianas

DIANAS

Mientras avanzaba hacia el escenario principal, empecé a ver camisetas con dianas dibujadas en ellas. Había un grupo de ingleses sentados en primera fila quejándose de las lluvias, ya que ellos habían venido a España persiguiendo el sol. Decidí sentarme a su lado, y comenzaron a escucharse en la lejanía las primeras canciones de Rat Boy.

El Mad Cool Festival abrió sus puertas a más de 100.000 personas en su primera edición, y la lluvia no fue impedimento para los festivaleros. Por suerte, el sol volvió de la mano de Milky Chance. Los alemanes estrenaron el escenario principal con temas como Sweet sun, Sadnecessary o la coreada Stolen dance. Nos regalaron además un par de canciones de su próximo álbum, que impresionaron a los fans y no dejaron insatisfechos a todos aquellos que llevaban las camisetas con las dianas.

Algo que me llamó la atención dentro del amplio público de The Who fue el choque entre rostros adolescentes y otros que habían vivido al máximo la década de los 60. Algunos iban arropados con grandes banderas británicas, pero no fue realmente hasta que salió Roger Daltrey al escenario cuando Madrid se tiñó de rojo, blanco y azul. Con un horario muy puntual y todas las miradas clavadas en ellos, la mítica banda británica abrió su concierto con I can’t explain.

The Who, día 1

Desde ahí abajo el concierto se vivió con mucha intensidad y sentimiento, pero desde las primeras filas no éramos conscientes de la cantidad de personas que teníamos a las espaldas. Preguntó Roger ent donces en la tercera canción “who are you?” y automáticamente miles de personas gritamos al unísono “who, who, who, who!”. En ese momento nos dimos cuenta de lo fuertes que eran aquellos hombres que teníamos delante, y la cantidad de generaciones que habían marcado con su música. Nos sorprendieron con otros temas como My generation, Behind blue eyes, Baba O’riley o The kids are alright. Pantallas luminosas, movimientos con el micrófono. Anochecimos con The Who y al despedirse de Madrid, el escenario principal se vació.

Otra cosa que me sorprendió del Mad Cool Festival fue la puntualidad de las bandas, que se habían ceñido al horario marcado. Aquella primera jornada se centró en los dos escenarios principales, y llegó el turno de Editors. En un principio no me fijé en este enigmático grupo, no hasta que tocaron sus primeras notas y me acerqué poco a poco a ellos. Me impactaron temas como Sugar y A ton of love. En definitiva, Editors fue uno de esos grupos que hizo que el nombre del Mad Cool Festival pesara aún más, y el ambiente en aquella primera noche no hacía más que mejorar.  Nos sorprendieron con espectáculos en el cielo, hombres volando y marionetas gigantes.

Sólo los más valientes se quedaron hasta el último momento, y no fueron nada más ni nada menos que Vetusta Morla quienes cerraron la primera jornada del festival, y lo hicieron suyo. Empezaron con Lo que te hace grande, llevándose todos los aplausos del público con la frase “lo que me hace grande es teneros delante otra vez”. Todas las miradas nocturnas bailaron al ritmo de Golpe maestro y Saharabbey Road, y lloraron con famosas baladas como Maldita dulzura. ¡Maldita dulzura la vuestra, Vetusta!

DÍA 2 – Ratas

DÍA 2

Amanecimos en un nuevo día, algo más soleado, aún pensando en el anterior. Mad Cool nos volvió a abrir sus puertas, y llegó la hora de inspeccionar los escenarios más pequeños. Había puertas de entrada y salida, y no fue nada fácil encontrar la correcta. La caja mágica, el tercer recinto, trajo consigo a L.A., unos mallorquines que dejaron huella en el festival y que mostraron su grandeza sobe el escenario. Tanto en gradas como en pista, el público supo apreciar cada nota y este segundo día comenzó de la mejor manera posible.

Caminé entre otros grupos como Agustines o Twin Atlantic, y en estos últimos se veía un público más adolescente. La banda de rock alternativo nos trajo, en definitiva, diversión. La gente a mi alrededor sostenía vasos con bebida a sus compañeros, –ya a primera hora- y todos ellos clavaban sus miradas en aquellos músicos.

Al salir de nuevo al exterior y con la luna llena en el cielo decidí corear a Band of horses, una de las grandes promesas de la noche. Me subí a aquella gran noria luminosa mientras cantaba Casual Party y fue, sin duda, uno de los momentos más bonitos de todo el festival, cosa que repetiré en las próximas ediciones.

Aún con el indie en vena, me aproximé hacia el escenario Avalon, pero lo que no sabía es que allí iba a encontrarme a uno de los mejores grupos del Mad Cool Festival. No eran cabeza de cartel ni mucho menos, pero demostraron que merecían serlo: Royal Republic.

Se abrió el telón y aparecieron en escena cuatro hombres con camisas y elegantes chalecos. Devoraron el escenario e hicieron bailar a todas y cada una de las personas que tenían enfrente suyo. Recuerdo Tommy-gun con especial cariño, ya que es una de esas canciones en las que el público se ve obligado a cantar. Al finalizar la actuación, los integrantes de Royal Republic no dudaron en bajar a saludar hasta la última persona del recinto y se hicieron fotos con todos sus fans. Fueron, sin duda, el grupo que todo el mundo debió ir a ver.

“Gun-Tommy!’’

A las dos de la madrugada, Madrid se dividió en dos grupos: Die Antwoord y Bastille, y yo decidí ir a ver a los primeros.

NINJA

Se apagaron las luces y empezaron a sonar épicas melodías, acompañadas de rostros perturbadores en las grandes pantallas. Aparecieron tres personas ocultas en capuchas naranjas. Una de ellas se quedó en la mesa del Dj, y las otras dos no tardaron en empezar a cantar. Ninja y Yolandi Visser hicieron del Mad Cool Festival una rave: miles de personas movían los brazos al ritmo de Ugly boy, I fink U freeky y Baby’s on fire. Con extravagantes cambios de ropa, ratas, bailarinas e imágenes de otra dimensión, Ninja no dudó en lanzarse al público más de una vez. Esa fue la imagen que marcó un antes y un después en el Mad Cool Festival. La segunda noche dejó sentimientos encontrados en los madrileños, algunos extrañados por lo que acababan de ver y otros con ganas de más y más fiesta.

DÍA 3 – Despedida

MADCOOL DIA 3Al abrir las puertas por última vez, hubo varios grupos de jóvenes –y no tan jóvenes- luchando por las primeras filas en interminables carreras. Incluso en uno de los escenarios más pequeños, ya comenzaron a rellenar esos primeros puestos a primera hora de la tarde.

Era el turno de Nothing but thieves, quienes ya habían colocado la portada de su álbum en el recinto.

NOTHING BUT THIEVES

Desde dentro, aquel desconocido grupo para muchos se vivió con euforia y amor por parte de los fans, pues varios llevaban pancartas en las manos. Fueron una de las grandes promesas del festival, y nos trajeron canciones como Wake up call, Hostage o inlcuso Where is my mind?, muy coreada, en homenaje a The Pixies. Tras la rave de la noche anterior, Nothing but thieves dejaron en nuestros cuerpos ganas de volver a verles. Recuerdo el tercer día del festival con nostalgia, con cariño al ver cómo un público podía conectar con su grupo favorito.

Nothing but thieves nos trajeron un cover, pero los reyes de las versiones pisaron fuerte el segundo escenario, que pronto se abarrotó de gente.

Walk off the earth, famosos en las redes por sus originales versiones de canciones, hicieron cantar a todo el Mad Cool Festival temas como Somebody that I used to know, Hello o Happy. Este grupo se caracterizó por sus curiosos instrumentos, su sincronización y su facilidad de guardarse a Madrid en el bolsillo. Además, fue una jornada de beatbox por parte de KRNFX, una de las personas más queridas de todo el festival.

Enter Shikari fue otro de los momentos fuertes del festival, una curiosa mezcla entre post-hardcore y música electrónica.

ENTER SHIKARI

Sólo los más atrevidos decidieron permanecer en la pista. Personalmente, decidí sentarme en la grada y dejar que empezase el espectáculo. Desde ahí arriba se vieron mosh pit y circle pit, y aunque más de uno salió con moratones, fue uno de esos conciertos para recordar. Los integrantes de la banda, como por ejemplo el cantante Rou Reynolds, no dudaron en perderse entre el público y cantar un par de canciones allí escondidos. Los fans mostraron, ante todo, respeto hacia la banda, con móviles grabando cada detalle y un gran juego de luces apuntando hacia el público.

Volví a salir entonces al recinto principal, saludé a la marioneta que caminaba entre las personas y me acerqué de nuevo hacia los escenarios principales, y esta vez para quedarme. Hablé con seguidores de Biffy Clyro, el próximo grupo en actuar, y afirmaron que llevaban haciendo cola para matarse por los primeros sitios desde primera hora de la mañana. Habían guardado ya la crema solar y las botellas de agua, y llegó el momento más esperado de la noche para muchos. La banda dejó por todo lo alto al Mad Cool Festival, y Black Chandelier, Mountains y Biblical fueron cantadas desde cada esquina del recinto. A la salida vi a varios afortunados sumidos en sus propias lágrimas que habían conseguido baquetas y púas.

La noche finalizó para mí con Two door cinema club, unos irlandeses que trajeron consigo un espectacular juego de luces. Empezaron su concierto con Sleep alone, una de sus canciones más conocidas. Continuaron con otras como What you know o Sun, y también nos regalaron adelantos sobre su tercer álbum, Gameshow, que afirmaron que saldría a finales de año.

Vasos en el suelo, sonrisas en los rostros y pulseras en las muñecas. A altas horas de la noche el baile no cesó, y todas esas 100.000 personas desearon repetir lo que habían vivido aquellos tres días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s