[Especial] George Michael: Freedom

george-michael
George Michael | Fuente: Indie Hoy

La noche del 25 de diciembre de 2016, estaba tumbada en la cama con el móvil y leí un tweet que me dejó helada. Según la BBC, George Michael había fallecido. No me lo podía creer, estaba deseando que sacase nueva música para poder verlo en directo y disfrutar de su enorme talento como artista y como compositor. No tardó mucho en conocerse que estaba preparando un documental sobre su vida así como algo de material póstumo.

El 21 de octubre de 2017, casi 10 meses después de su fallecimiento, se ha estrenado mundialmente el documental George Michael: Freedom. A priori creía que iba a mostrar la parte más jugosa de George, y centrar el documental en sus excesos con las drogas, problemas con la justicia o su orientación sexual. Se nota que él mismo estuvo trabajando en este proyecto (co-dirigido con David Austin) hasta unos días antes de morir. Así lo cuenta Kate Moss al principio del documental, ya que se trata su trayectoria con total respeto. Los testimonios le rinden homenaje y se narra como George y su música impactaron en las vidas de mucha gente. El mismo Michael relata en los primeros minutos de la cinta ‘cómo la fama y la tragedia cambiaron su vida para siempre’.

Georgios Kyriacos Panayiotou (el nombre de pila de George Michael) empezó su andadura musical en Wham! Junto a Andrew Ridgeley, causando muchísimo furor en los inicios de los años 80 con temas como I’m Your Man o Club Tropicana que hicieron bailar a medio mundo. Pronto arrancó con una fuerza tremenda su carrera en solitario. Para él no era un misterio que podía triunfar al margen de Wham!, ya que se veía con fuerza y carisma de ser una gran estrella. Y no se equivocaba. Debutó con Careless Whisper (aún formando parte de Wham!), una preciosa balada de la que todos conocemos su intro, esos saxofones son imposibles de olvidar.

En 1988 era la estrella del pop más grande del mundo gracias a Faith, que estuvo una semana coronando los charts de Reino Unido y 12 en los de Estados Unidos. Sin duda toda una gesta para un artista británico en aquellos años. Además, salía en muchas cadenas de R’n’B, cosa que pocos artistas ‘blancos’ consiguieron. Incluso llegó a copar listas de música negra y soul.

George declara que el uso de las gafas de sol se debía a que le costaba mantener la mirada hacia la gente, en parte por su inseguridad debida a ‘trasfondos familiares’. Era una persona muy insegura y reservada, por muy raro que nos parezca. No imaginaba para nada el éxito abrumador que logró en Estados Unidos. Tuvo muchísima presión porque todo el mundo quería que George se promocionara con ellos. Tenía 24 años y la fama se había disparado hacia límites insospechados, le costaba combatir el histerismo del público cuando él se subía al escenario. Incluso se planteó en un final de gira si sería capaz de volver a hacer una. Él mismo lo dice: ‘Me sentía muy triste y solo. Recuerdo estar ahí de pie, con lágrimas en los ojos, pensando que realmente no podría volver a hacerlo’.

Mary J Blidge define en el documental la voz de George como ‘conmovedora, cálida, sensual, imperiosa y tenía alma’. En el álbum Listen Without A Prejudice, podemos ver su voz en pleno esplendor. Hace que gracias a su voz, te puedas meter en sus letras y en sus canciones. Alguna de las joyas que encontramos en dicho álbum son Freedom ’90  (el tema que da título al documental) o Praying For Time, con un instrumental muy cuidado que juntamente con la prodigiosa voz de George, nos da un tema que pretende reflexionar sobre los males de la sociedad.

En un concierto en Brasil, concretamente en el Rock In Rio de 1991, su vida cambió para siempre ya que se enamoró a primera vista de Anselmo. Desgraciadamente ese amor duró poco y su pareja falleció a consecuencia del VIH en marzo de 1993. George entró en depresión al conocer la enfermedad de su pareja, era consciente que el final estaba cerca y tenía muy presente que Freddie Mercury acababa de dejarnos también por VIH. Declara lo mal que lo pasó en el concierto tributo a Mercury (en el cual interpretó varios temas) ya que Anselmo tendría un final similar al de Freddie. Solo quería morirme’, declara.

Su pareja, aún con vida, fue quien le dio fuerzas para enfrentarse a Sony, su discográfica, con los que tuvo una larga temporada de juicios y demandas respecto a temas de contrato. Él mismo dice que fue dónde más se pudo desahogar para combatir la muerte de Anselmo.

La depresión alejó a George de los focos. En los MTV EMA de 1994, coincidiendo con su reaparición en los escenarios tras el trágico suceso, interpretó Jesus To A Child. Fue una canción que siempre dedicaba a Anselmo antes de interpretarla en directo. Es un tema muy íntimo, incluido en Older, un álbum que puede considerarse un tributo al que fue su primer amor y que le ayudó a superar la pérdida de Anselmo, puesto que la letra trataba sobre ellos dos. Como curiosidad, escribió el tema en poco más de una hora. Es alucinante que en los peores momentos personales encontrara fuerzas para componer y crear unos temas espectaculares.

A esto hay que sumarle que la madre de George, Lesley, falleció víctima de un cáncer. Esto fue otro punto de inflexión y que desestabilizó a Geroge entrando en una depresión muy profunda.

Pasado ese proceso de luto, llegó Outside. Fue un momento revelación. Con el tema y el videoclip, declaró abiertamente su homosexualidad, que si bien no, no era ningún misterio. Sus amigos tal como se refleja en el documental bromeaban allegando que ‘No hace falta que nos lo digas bailando, era algo que ya sabíamos’. También quedó muy claro que era un artista muy polivalente, incluso con su último álbum de estudio, Symphonica se demostró que puede emocionar únicamente con su voz y una orquesta. Cabe decir que estas dos eras, apenas se nombran en el documental, ya que como he dicho antes, se centra en la época más oscura de George, para conocer al verdadero artista. De hecho, la era Patience (2004) ni se nombra.

Mientras suena A Different Corner, interpretada por Chris Martin y George Michael, le preguntan en una entrevista antigua a George ¿Cómo le gustaría ser recordado? ‘Como una de las últimas grandes estrellas y como alguien con integridad’.

En conclusión, Freedom es un documental que todo fan de George Michael debe ver al menos una vez en su vida. Te muestra esa faceta de más íntima y personal que se esconde tras esa fachada de estrella del pop. Lo que me llamó bastante la atención es que tampoco se nombra la aparición de George en la ceremonia de clausura de los JJOO de Londres 2012, dónde tomaron parte un sinfín de artistas británicos y Michael interpretó los temas White Light y Freedom. No obstante, al final del documental sí que se ven imágenes del evento. Una de las últimas grandes estrellas de la música que nos dejó huérfanos demasiado pronto.

gettyimages-74922793
George Michael | Wbur.com
Anuncios

2 comentarios en “[Especial] George Michael: Freedom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s