[Review] ‘Sweetener’, de Ariana Grande: Lastimosamente irregular

Volvemos a las reviews con una crítica algo atrasada de un álbum que vio la luz en agosto después de una larga espera. Yo, personalmente, nunca he sido un seguidor demasiado cercano de la carrera de Ariana Grande, pese a sí gustarme como intérprete vocal. Este álbum es un ejemplo del estado del pop actual, de, como ya hablé en un anterior artículo, tiene como tendencia influenciarse del hip hop y dar mucha importancia a la producción y las cajas de ritmos, la primera era en la que el ritmo supera en importancia a la melodía, cosa no necesariamente buena. Ariana, con los dos maravillosos singles que lanzó, No Tears Left to Cry y God is a Woman, parecía ser una de las primeras divas del pop estadounidense en adentrarse en este aspecto de forma positiva, pero al final, el álbum ha sido una decepción personal. Sin más dilación, empecemos.

Raindrops

Con este primer tema se puede ya ver la calidad y el talento que hay detrás de este álbum en la producción. La voz de Ariana, protagonista absoluta del corte, suena realmente bien, conformando una introducción maja al álbum, simple pero efectiva.

Blazed

Seguimos con Blazed, la primera colaboración con Pharrell del álbum. La transición entre el tema anterior y este es realmente brusca y no es coherente con lo que se supone que busca el disco en estos momentos. El tema obvia los ganchos y temas melódicos para crear melodías planas y algo repetitivas, dejándolo todo al ritmo y la letra, algo muy aventurado, ya que no consiguen mantener el interés del oyente. El verso funciona bien, pese a primar el ritmo por encima de la melodía, tiene esa influencia del R&B que siempre ha estado en el estilo de Ariana, pero el estribillo es realmente flojo, para una canción de pop, además de usar la repetición de las palabras de forma errónea.

The Light is Coming

Una contundente mejora viene con The Light is Coming, un sorprendentemente (sobre todo después del predecesor) buen tema. La canción empieza con la frase You wouldn’t let anybody speak and instead, un sample de un discurso muy bien utilizado, encima de una percusión muy bien construida y muy actual, con esa influencia del trap bien llevada a cabo. El corte consigue ser interesante a pesar de no tener una sensibilidad melódica propia del pop. Nicki Minaj encaja y el tema usa bien la repetición, aunque no transmite esa esperanza de ser resiliente a los malos tiempos que está presente en la letra.

R.E.M

Llegados a la cuarta canción se empieza a notar la notable irregularidad del álbum. R.E.M es un mix de ideas que no consiguen funcionar. Si bien agradezco el ánimo de experimentar con los sonidos en la producción, no consigo entender esas respiraciones de fondo, terriblemente molestas y detestables. El verso combina de una forma interesante la influencia del hip hop con el estilo de Ariana, pero no consigue crear ninguna melodía que consiga quedarse en mi memoria y el estribillo es un ejemplo modélico de cómo usar mal una repetición, en el que no para de decir wake up hasta la saciedad. Un despropósito.

God is a Woman

Como ya he dicho antes, este segundo single es una canción modélica de R&B de 2018 que funciona muy muy bien. Sin duda el tema tiene el mejor estribillo de todo lo que llevamos de álbum, pegadizo y bien construido a la vez. Combina las influencias del hip hop con habilidad, como ese pre estribillo magnífico y el uso de la caja de ritmos hasta culminar con un final épico con varias y angelicales voces. La letra habla de la liberación sexual de la mujer, cosa que encaja perfectamente con el toque sensual de la instrumentación y el ritmo marcado.

Sweetener

Llegamos al ecuador del álbum y a su mejor momento con el tema homónimo, una canción aceptable. El estribillo está muy bien hecho, con una forma de modular muy agradable al oído y realmente pegadiza y el verso camina bien pese a no ser excelente. El problema viene cuando se acaba el estribillo y empieza a repetir palabras sin ton ni son en un intento de incorporar elementos de hip hop fallido.

Successful

Seguimos con una canción que no funciona mal pero es realmente mediocre. Los ganchos no consiguen hacer melódicamente competente la canción aunque el pre estribillo esté bien construido. Culmina con un estribillo interesante pese a las repeticiones, pero el puente se desmorona, con esas respuestas (it’s a surprise, surprise) que no hacen más que estorbar.

Everytime

Cuando llegamos a la primera colaboración con Max Martin, el titán del pop, se nota la diferencia de una forma exagerada. Everytime suena a un tema estándar de R&B, pero un buen tema del género. La melodía del estribillo funciona y está bien estructurado, una canción agradable de oír, fresco, como el pop de siempre. Una canción de desamor con una letra directa, sin florituras y que usa bien la repetición, remarcando que siempre todo lleva back to you.

Breathin

Seguimos con la fórmula del pop más clásico con una canción que funciona bien, sin duda alguna el momento álgido del álbum, en el que parece que va a remontar. El estribillo es coherente, pegadizo y está bien construido. En cuanto a producción es el tema más conservador del disco pero no le hace falta más, igual que con la sencilla letra que no deja de ser descriptiva y que trata un tema tan poco visto en el género como la ansiedad. Hay material de single.

No Tears Left to Cry

Sin lugar a dudas, la mejor canción del álbum llega otra vez de la mano de Max Martin (Ariana, tienes el dinero suficiente para pagar a este hombre para que te haga todo el álbum, deja a Pharrel de lado). Una canción maravillosa de pop, con influencias del R&B e incluso del hip hop muy bien llevadas a cabo. Instantáneamente pegadiza, empieza a la perfección con un potente estribillo, para después introducir una sección rítmica que le da a la canción un toque bailable, perfecto para las discotecas. Está claro que trata sobre su experiencia después de los atentados de Manchester y lo hace de forma realista y esperanzadora. La voz de Ariana encaja a la perfección y la producción, llena de capas diferenciadas, no deja de aportar a la canción, de forma compleja pero efectiva.

Borderline

Es, sin duda, la mejor canción de sus colaboraciones con Pharrel. Ariana vuelve al R&B con una percusión acertada al fondo, unos sintetizadores sencillos y una sensibilidad melódica mayor a la media del álbum.

Better Off

El álbum se me empieza a hacer algo largo en Better Off, un tema muy bonito y prometedor que acaba siendo uno más en el álbum. Entiendo la importancia personal de la letra para la artista y la seriedad del tema que trata, pero no veo que la canción potencie un sentimiento por parte del oyente. El resultado final acaba siendo una canción que funciona pero si no fuera por el tema que hay detrás sería totalmente olvidable.

Goodnight n Go

Vuelve el ritmo de trap como base de la canción, el cual se rompe de forma acertada en el estribillo. Definitivamente no es una mala canción, pero sí una que vuelve a caer en una predominancia del ritmo por encima de los motivos melódicos. Parece como si la canción se hubiera hecho en dos tomas cantando la letra por encima de una base. No hay prácticamente ni un solo momento que sea pegadizo y, la letra, pese a ser coherente no está tan bien construida como para compensarlo.

Pete Davidson

El álbum va llegando a su fin con una pequeñita canción que Ariana dedica a su pareja, en la que la cantante intenta hacer una canción completamente de hip hop sin mucho acierto. Una estrofa y estribillo con una de las letras más malas y llenas de clichés que he visto este año, recuerda un poco a una publicación de Facebook de parejita de la edad del pavo. Algún fan muy acérrimo la puede disfrutar, pero pocos discutirían que sobra dentro del álbum.

Get Well Soon

La canción final es en general agradable y esperanzadora, emociones realzadas por la producción y la gran cantidad de voces grabadas de la habilidosa intérprete estadounidense y la forma en como harmonizan. Me gusta como va creciendo el tema, con el piano y el ritmo marcado llegando a un puente algo limitado, usando mal la repetición sin conseguir abrir el camino hacia el último estribillo de forma que lo potencie.

Conclusión

En definitiva, un álbum con algunos puntos álgidos memorables pero muy irregular, no solo en la calidad compositiva de las canciones sino en sus ideas. No consigue crear un sonido común para el álbum con tantos productores y compositores y sus 15 canciones se hacen algo largas. Una pequeña decepción por mi parte como consumidor de pop y sé que también para algunos fans.

Nota: 2,75/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s