[Especial 8M] Taylor Swift: una historia de machismo y superación

El otro día decidí que quería escribir algo para el día de la mujer, en primer lugar, porque este día me parece muy importante en la sociedad de hoy en día y, en segundo lugar, porque vi el documental de Netflix, Miss Americana, y hubo momentos en los que me hirvió la sangre. Por eso quise lanzarme a escribir esto. 

Sin duda Taylor Swift ha sido una de las figuras indispensables del pop en femenino, tiene algunos hits ya inmortales como Shake It Off o Blank Space y, con Lover, se coronó como uno de los discos internacionales más interesantes de 2019 con singles especialmente buenos como ME! (con Brendon Urie) o You Need To Calm Down. 

Es la mujer del momento, se viene una gran gira mundial (que pasará por España, en el Mad Cool Festival 2020, tras 9 años sin pisar nuestro país) y está en un punto dulce de su carrera. 

Pero no siempre ha sido fácil para Taylor Swift porque, y aunque sea una vergüenza decirlo en pleno siglo XXI, todavía vivimos en un mundo con actitudes extremadamente machistas. 

KANYE WEST: SIMPLEMENTE UN CAPULLO

Muchos consideraréis a Kanye West un genio de la industria y es que, hablando estrictamente de su música, el rapero estadounidense es uno de los más interesantes y talentosos de la industria, pero, por desgracia, sus actitudes personales son, simplemente, despreciables en muchos casos. Y aún siendo fan de él (a mí me gusta bastante su música), tienes que admitirlo. 

No sólo el cantante se posicionó públicamente a favor de Donald Trump, también tuvo actitudes horribles y machistas contra la que era, por aquel entonces, una joven e inexperta Taylor Swift que acababa de ganar su primer VMA. 

Os pongo en mejor contexto, Taylor Swift, con 19 añitos acababa de ganar su primer Video Music Awards de la MTV en 2009. La fama le había llegado prácticamente de golpe, su disco de country-pop Fearless estaba siendo un éxito gracias a singles como Love Story o You Belong With Me, la canción que ganó el premio a Mejor Vídeo Femenino. 

Swift estaba obviamente ilusionada y no se creía ese momento mítico que era ganar un primer premio de MTV.  Pero no todo podía ser bonito. 

Cuando la joven estaba dando su discurso de agradecimiento, Kanye West entró en el escenario por sorpresa, le quitó el micro y dijo, de forma bastante vergonzosa y fuera de lugar, que ese premio se lo merecía Beyoncé (que optaba al premio con el vídeo de Single Ladies, que ganó el Mejor Vídeo del Año). El público empezó a abuchear. La situación se volvió incómoda

En el documental Miss Americana, Swift comenta dos cosas importantes, una es que a ella le gustaba Kanye West, y le dolió que tuviera ese horrible gesto con ella y la segunda, y quizá más importante, que ella creyó que los abucheos eran hacia ella, lo que le creó cierto trauma. 

En varios recortes de noticias hablaron del suceso, la mayoría, posicionándose a favor de Swift, en el que se mencionaba algo concreto que a mí me parece bastante real: “¿habría hecho eso Kanye West a un hombre adulto? No, simplemente aprovechó que era una chica joven e indefensa. Fue un acto cobarde”. 

Por desgracia, este momento bochornoso en MTV no fue el único “roce” de Swift y Kanye West (y el entrecomillado viene porque Taylor nunca entró al trapo) y es que, en su canción Famous (2016), West arremete contra la cantante de una forma completamente despreciable:

I feel like me and Taylor might still have sex

Why? I made that bitch famous (God damn)”

Sinceramente creo que no haya nada más que comentar. Llamar a una mujer puta, decir que es famosa gracias a ti y que te debe un polvo por eso… En pleno siglo XXI… Para qué seguir.

REPUTATION, #TAYLORSWIFTISOVERPARTY Y LA DURA PRESIÓN SOCIAL

Otra traba que tienen las mujeres y no tanto los hombres es la dura presión social que sienten con respecto a sus cuerpos. Tienes que tener el vientre plano. Pero tienes que tener un buen culo y unos buenos pechos. Pero delgada. Y guapa. Y siempre arreglada. 

Por suerte ese pensamiento, poco a poco (muy poco a poco, aún hay gente gilipollas que cree que es buena idea meterse con los pechos de una mujer por estar “demasiado caídos”) esos pensamientos se están yendo, pero en los 2000s la cosa era así. 

Esta presión hizo que Swift tuviera trastornos alimenticios. Dejó de comer y seguía haciendo ejercicio físico. Llegó a estar cerca de desmayarse en algunos conciertos. Ella creía que era normal. Pero no lo era. 

También otro gran problema del mundillo de hoy son las redes sociales, indispensables para los artistas modernos pero son un arma de doble filo. Como cuando Twitter decide acabar con tu carrera con un hastagh del estilo de #TAYLORSWIFTISOVERPARTY, lanzándote hate de forma bestial y humillándote una y otra vez. Curiosamente estos fenómenos son más comunes con artistas femeninos, sobre todo cuando este tipo de hastaghs estaban más de moda y día sí día también veías que había gente inventándose que Lady Gaga había muerto. Vaya. 

Todo este hate llevó a que Swift se apartara de las redes sociales y también le empujó a crear su disco de 2017 Reputation, un LP lleno de dolor y rabia, que, aunque no gustó a la crítica, sí tuvo un buen éxito entre sus fans, con temas como la propia Reputation o Look What You Made Me Do. Por suerte siempre ha tenido un gran apoyo de sus fans. 

CONCLUSIÓN: LOVER, CONSOLIDACIÓN DE UNA ARTISTA Y SCOOTER

Podemos decir que, musicalmente, Taylor Swift ha tenido unos últimos años muy buenos, la gira mundial de Reputation fue un éxito y el disco Lover ha conseguido un enorme éxito entre fans y críticos, hasta el punto de que su single ME! está en proceso de superar Shake It Off (la canción más famosa de Swift) en Spotify, además, su gira mundial es de las más esperadas de 2020 y ya se ha llevado bastantes premios y elogios dentro de la industria, tanto por prensa especializada como por compañeros de profesión. 

Pero no todo puede ser nunca de color de rosa, y otra vez un capullo (y siendo finos) tuvo que interponerse entre Swift y su felicidad. 

Esta vez era el turno de Scooter Braun, que compró Big Machine Label Group, el sello que tenía los derechos de los seis primeros discos de Taylor Swift, quedándose así con la propiedad de las canciones de esos discos, hasta el punto de que Swift tuvo que pedir por favor el poder cantarlas en directo en los American Music Awards. Gracias a la gran presión mediática, de sus compañeros de profesión y de sus fans, Scooter le dio permiso a hacerlas. 

Hoy en día, el tema de los derechos está en una especie de stand by, Scooter dice que está abierto a negociaciones por las canciones y Swift, obviamente enfadada tras denunciar malas prácticas de Braun, cree que sus canciones deberían ser suyas sin tener que pagar por ellas. 

Si me preguntáis a mí, me parece horroroso que en la actualidad alguien pueda vivir de costa de las canciones de una artista mundialmente famosa como Taylor Swift sin haber él hecho nada con ellas. Ni siquiera participar en la producción. Simplemente por comprar un sello. Es completamente injusto y deprimente. 

CONCLUSIÓN

Hay muchas cosas que me he dejado en el tintero, como el juicio por acoso sexual que tuvo que pasar Swift, su reciente posicionamiento político o los problemas que tuvo con cierta prensa estadounidense, pero, como digo, todo eso podéis verlo en Miss Americana, el documental de Netflix. Este post estaba más bien pensado para reflexionar en voz alta y contar la historia de una joven cantante de pop y country, que, aún siendo mundialmente famosa, rica y expuesta al público, no se ha librado de acoso, machismo, condescendencia y  mucha mucha mala baba. Pero ha seguido tirando hacia adelante, ha decidido hacer de su música algo más personal y ha conseguido afianzar su carrera como superestrella internacional con Lºover

La gira mundial de Lover, como hemos dicho, pasará por el Mad Cool Festival. Será su única parada en España y la primera vez que viene en 9 años. Su web está aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s