Reportajes

[Reportaje] Pura electricidad, Sons of Med en directo

Es emocionante cuando vives un directo que te deja con una energía en el alma que tarda en irse. La música tiene ese poder, la capacidad de llenar cada poro de tu piel para hacerte olvidar cualquier problema o preocupación y recientemente lo sentí en directo. El pasado sábado mi compañera de batallitas Esther y una servidora pudimos disfrutar en concierto de un grupo el cual ella me presentó. Escuché un par de veces su álbum, aquél que iban a presentar en la sala La Nau ese sábado y la verdad, no os engañaré, el toque que rodeaba a cada una de las canciones que componían este proyecto me dieron muchos motivos para tener ganas de vivirlas y disfrutarlas en pleno directo.

Ellos son Sons of Med, Ignasi a la voz y guitarras y Albert a la batería y coros son la cara de este grupo el cual respira aires de Aerosmith y similares. Con ellos les acompaña Ana al bajo y en este caso disfrutamos de Àngel al teclado, sustituyendo a Kei. Presentaron una unión que solo puede nacer desde el cariño y desde el amor por el mismo sueño de todos: la música.

Ignasi y Albert llevan años detrás de este camino, de aquello que al principio para muchos puede empezar siendo un hobbie pero con el tiempo ven que vale la pena apostar por ello, por su talento, por la música.  Uno de los detalles que más mostraron que son conscientes del camino que llevan a sus espaldas es la humanidad que llenaba sus miradas y cada una de las palabras que dedicaban antes y después de sus canciones.  La familia de Arctic Surfers han sido el gran impulso para que Greta llegase al directo. Carlos, María, Xavi son algunos de los componentes que hay detrás del equipo de Sons of Med y antes que músicos, Ignasi y Albert demostraron al agradecerles en directo y al tenerles presentes, que son personas humildes y reales, algo que a muchos se les llega a olvidar.  (Obviamente no puedo olvidar de mencionar las palabras de agradecimiento de Albert a mi compañera Esther por estar al pie del cañón con las fotografías, palabras que sé que la emocionaron  y a mí me tocaron el alma, ya que sin conocerles descubrí en ellos dos unas almas humanas únicas)

La parte humana de Sons of Med se presentó de una manera clara pero, la musicalidad que recorrió ese día a La Nau fue inexplicable.

Empezó el directo con Art, uno de los temas que encontramos en su reciente proyecto Greta. Esta fue una de las canciones que ganó mucho para mí en directo, ya que en las escuchas del álbum no estaba entre mis favoritas y por el toque que le dieron y esa aura que rodeó a todo el mundo con el comienzo del concierto, ganó muchos puntos. También nació en mi una sensación diferente con este tema, por unos segundos cerré los ojos mientras les escuchaba y sentí: Esta canción es muy cinematográfica. Podría formar parte de cualquier banda sonora de películas dirigidas por Tarantino, como una futura nueva parte de Kill Bill. Los  movimientos graves del bajo con la melodía eléctrica y los toques suaves de batería me crearon esa sensación tan particular y a la vez, necesaria.

Lady Hide fue la que siguió el camino, con un comienzo muy rockero. La voz de Ignasi rompió de una manera muy erizante en muchas de las partes del tema, demostrando el trabajo que lleva detrás y el dominio que presenta de su talento. Esta fue una de las canciones con las que sentí bastante la esencia de Sons of Med, donde grupos como Arctic Monkeys o Pink Floyd son el agua del que beben. (Y para que mentiros, notarlo me encantó, unas influencias rompedoras y muy bien escogidas rítmicamente.) Aquí también vivimos uno de los tantos e galvánicos solos de guitarra de Ignasi, con los que me dejaba sin palabras.

Summer Dreams, la canción perfecta para reunirte con quienes quieres y disfrutar del momento, desconectando de cualquier preocupación. Hubo momentos que sentí que con esta canción podía transportarme al viaje perfecto, aquél con tus amigos y recorriendo las carreteras perdidas de cualquier país con la ventana abierta y notando el aire acariciando tu piel. El cuerpo acústico que presentó Summer Dreams me pareció creado desde una sutileza muy precisa y cuidada, Albert llevó el tempo de una manera con la que nos hacía imposible no viajar con él. Life Goes On fue la continuación de este aura tan del rock melancólico, siendo con ello el acompañamiento para vivir una de las canciones que me robó muchas palabras: Lost In My Dreams.

La llamada del millennial, la representación de algo que muchos que tenéis entre 20 y 30 años sentís: la insatisfacción como modo de vida. Con un comienzo de pura electricidad, en este tema sentí un aire a Aerosmith descomunal. La noté como ese canto que nos hace la conciencia en algunos instantes, recordándonos de dónde venimos, nuestros temores pero a la vez meciéndonos para que aquél dolor sea más llevadero. Me sorprendió mucho la diversidad musical que presentaron, de tocar temas muy rock eléctricos a pasar a esta canción donde la melancolía se podía palpar en las miradas de los chicos, transmitiéndola y haciendo recapacitar a más de uno.

Got Your Back y Greta marcaron el comienzo del final, adentrándonos en el punto medio del concierto. La primera de ellas me llamó la atención por como la pude vivir en directo, ya que sentí que la letra que la compone me llegó mucho más que cuando la escuché en Spotify. La parte teclista aquí fue fundamental, Àngel mostró un calibre y una tranquilidad con la que noté que la música está en él 600%.  Con Greta vivimos una sorpresa muy especial, ya que estaba en el concierto Asia Ortega, la chica protagonista del videoclip y pudimos disfrutar del tema en directo junto a su colaboración, viviendo el arte de la música en todos los sentidos posibles. Esta canción es aquella que les ha llevado a querer que su hobbie sea su realidad, haciendo que la música sea una lucha necesaria y bonita por eso, se notaba que a la hora de tocarla había una emoción de más.

Cowboy Star y I Was Wrong marcaron la continuación de este camino donde hubo momentos donde la guitarra de Ignasi, no os mentiré, parecía que tenía vida propia.  Siempre emociona ver como un músico en directo lo vive de una forma que emociona y Ignasi a la guitarra, Albert a la batería, Àngel en el teclado y Ana al bajo lo demostraron. La unión que les caracteriza demostró que, con tan solo una simple mirada, sabían entenderse y comprender como querían encabezar este viaje tan sublime y galvánico. En especial, me gustaría remarcar el papel de los silencios que encontramos en I Was Wrong, dándole un cuerpo a la canción con el que en directo se vive de una manera excepcional.

Live It Up nos abrió la puerta al final, con unos suaves movimientos de guitarra que me recordaron al joven John Mayer de la mano de la talentosa voz de Ignasi. Este fue otro de los temas que ganó para mi mucho en directo, por el buen rollo que sentí junto a la fuerza que el público transmitió durante todo el concierto pero, en este tema, fue muy especial.  Y además, este tema es de aquellos que deberíamos de escuchar en nuestros peores momentos porque, aun que nos creamos incapaces o porque nuestros monstruos nos están dominando, no podemos dejarles, hemos de vivir la vida.

I Wanna Know y Your eyes fueron la clausura de un bolo con el que las puertas de La Nau se cerraron a golpe de rock. Con un comienzo con mucho “arte” lo cerraron a golpe de miradas, emocionados y exultantes al ver como Greta, ese proyecto al que tanto tiempo y alma habían depositado, estaba emocionando a todo el público de la sala donde hicieron sold out.

La Nau vibró de la mano de la rompedora voz, la sutileza eléctrica y los movimientos de melena de Ignasi junto al cuerpo acústico y vivaz creado por la emoción de Albert a la batería junto a los toques graves del bajo de Ana y la magia del teclado de Àngel. Fue un directo muy especial, diferente, descubriendo a un grupo que apuesta por su verdad, aquella que emocionó y desgarró sonrisas a muchos de los que estábamos allí sentados, disfrutándoles.

Sons of Med, Ignasi y Albert han creado un sueño que poco a poco se está haciendo  realidad  así que si tenéis la oportunidad de vivirles en directo, no dudéis en hacerlo porque sentiréis algo único:

  • La necesidad de vivir en un eterno bolo suyo.

1 comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: