[Especial] Las carátulas más feas de 2018.

Inicio de 2019, pasadas ya las votaciones de lo mejor del año pasado es una época ideal para descansar y olvidarse un poco del panorama musical más reciente. No obstante, yo que siempre tengo que llevar la contraria y tengo una cierta necesidad de sacar mi hate para desahogarme en una última y definitiva lista de repaso del año. Hoy hablamos de las portadas de álbumes y singles que me han horrorizado de una forma importante, despropósitos artísticos de un calibre contundente y que no deberían ver la luz nunca.

10 – Avida Dollars – C Tangana

c.-tangana-avida-dollars-51252_front

Seamos sinceros, pese a que esta portada es objetivamente más fea que estornudar con diarrea, en sí todo el artwork y estética que genera C Tangana apuesta por el feísmo, cosa que encaja con la sencillez y la rebeldía del trap que maneja este hombre. Está hecha tan bien para parecer terriblemente fea que hasta diluyen lo único mínimamente bello de la fotografía como es el cielo para que no puedas evitar fijarte en el drogadicto del metro con el mono del siglo que te está pidiendo si puede echar una llamada con tu móvil. Eso sí, es difícilmente olvidable.

9- Helium – Sia vs. David Guetta & Afrojack (Single)

sia-vs-david-guetta-afrojack-helium

A Sia se le esta yendo de las manos esto de tener personas haciendo carita de pez en las portadas de los singles. Que sí, que la primera vez tenía su gracia porque la niña era adorable, pero ya a la tercera portada así, todo empieza a cansar. Esto se debería titular: “Cantante se pone a hacer el ganso delante de la cámara (sale mal)”. Personalmente, me transporta a las fotos de mi infancia, cuando tenía una Nikon Coolpix de 3 megapíxeles y no sabía quitar el flash.

8- Beerbongs and Bentleys – Post Malone

01-307333

La primera pregunta que te viene a la cabeza cuando ves esto es: ¿en qué estaban pensando?

Te deja muy muy frío, además de ser un concepto ya muy visto. Está octava en el ranking porque Post Malone también juega al feísmo en la estética. Esta, no obstante,  es especialmente mala porque no hace más que dejarte indiferente, además de que estemos hablando, probablemente, del álbum más elaborado y serio del estadounidense, cosa que hace que esto no conecte absolutamente nada con el contenido. Más que aportar, resta a un buen álbum como este.

7- Ye – Kanye West

61pvfwgtwsl._sy355_

Esta portada me tiene intrigado, igual que el personaje de West. Si es una crítica a la estética hipster y a las frases tontas de Twitter que banalizan las enfermedades psicológicas, es interesante, si, realmente, lo que quería era conseguir esta estética por gusto, es una atrocidad. La portada es como si al fondo de pantalla predeterminado del Mac le pusieras una inscripción del chiste (o chascarrillo) más tonto imaginado por un homo sapiens (no tan sapiens). No hace justicia al álbum.

6- Voicenotes – Charlie Puth

41sgoamqkgl._ss500

Todos pensamos lo mismo cuando vimos esta portada de Charlie Puth. Es inevitable. Sí, efectivamente, le están dando un masaje en los pies.

5- Awolnation – Here Come the Runts

Un despropósito. No es la portada más fea de la lista, pese a ser fea con ansias, pero sí que es la peor portada del año sin lugar a dudas. Si buscas indiferencia en un diccionario te sale esto. Ni aporta, ni horroriza, ni llama la atención. Los diseñadores de esto no han pensado ni en el sentido, y si lo han hecho no se ha transmitido en absoluto. Pura mediocridad.

4- Hell On – Neko Case

a1767403533_10

No voy a hacer ningún tipo de comentario sobre esto.

3- Madame Ayahuasca – Taburete

00105110204319____1__640x640

Ay madre mía… esta portada es como cuando te da un calambre en la pierna durmiendo. No solo es fea como el maldito infierno sino que además no encaja en absoluto con el sonido de Taburete. No hay nada de desenfado, psicodélia, sensualidad ni kitsch en el grupo de Willy Bárcenas. Es tan desafortunada como los comentarios políticos de la banda en redes sociales.

2- America – Thirty Seconds to Mars

Me hubiera encantado estar en el brainstorming para elegir el concepto de la portada del nuevo álbum de Thirty Seconds to Mars. Es un absoluto excremento de portada, más fea que una nevera por detrás, aunque, eso sí, encaja perfectamente con la atrocidad de álbum que es. Es increíble que una portada que escribe posiciones sexuales sobre un fondo amarillo no sea la peor de 2018, pero el año aún nos tenía que dar una sorpresa interesante al final.

1- Ni Un Segundo Más – Juan Camus (single)

do5jtqbxgaav_kh

El primer puesto indiscutible. La Capilla Sixtina de las carátulas feas. La creación más imponente y abrumadora que ha imaginado el hombre. Juan Camus pasa de ser un meme a ser EL MEME con esta portada para su último single, en la que refleja su experiencia con todo el hate poniendo precisamente fácil a los haters su trabajo, muy considerado por su parte. Parece una broma de mal gusto. Y, si nos ponemos a hablar en serio, aunque cueste, me parece de bastante mal gusto ponerle una portada así a un tema en contra del bullying, equiparando lo que sufre él con la gente que verdaderamente tiene un infierno de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s