[Reportaje] Stoner: ¿Escena o cosa del pasado?

josh-homme.jpg
Josh Homme – Fuente: rollingstone.com

El rock y el metal son géneros que siempre van a estar vivos. Como tipos de música consolidados, se han ido diversificando de forma masiva en subgéneros de lo más variados, mostrando un nivel de salud altísimo y una capacidad muy potente de evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos. Los subgéneros, no obstante, no suelen gozar de popularidad durante grandes periodos de tiempo. Como ya hablamos en el artículo sobre el hard rock,  actualmente, el auge del indie rock, las vertientes más alternativas del rock y el metal y todos los géneros acabados en core, deja a otros subgéneros en segundo plano, necesitando nuevas propuestas, nuevas escenas, soplos de aire fresco.

Hoy nos centraremos en el Stoner (en inglés, fumador de marihuana), palabra usada para englobar a bandas clasificadas como el stoner rock, desert rock, doom metal, sludge metal y el blues rock psicodélico. Todas estas etiquetas al final vienen a describir a bandas muy influenciadas por el sonido psicodélico de finales de los 60 y principios de los 70 y englobadas o herederas de una escena que surgió a finales de los 80 en California, Estados Unidos. Estos conjuntos tienen en común un sonido pesado y grave que idolatra a bandas como Cream, Blue Cheer, Jimmy Hendrix y Led Zeppelin e incluso se acuerda de bandas de rock psicodélico míticas como The Doors o Iron Butterfly.  Pero, sobretodo el origen del Stoner nos lleva a los legendarios Black Sabbath. La mítica banda británica, precursora y creadora del metal, influencia claramente a toda la escena stoner, cuyos ritmos marcados de batería, guitarras llenas de fuzz conectadas a esos amplificadores VOX, las líneas de bajo influenciadas por el blues y, sobretodo, los continuos riffs, forman parte de la idiosincrasia del género.

Finales 80’s y principios 90’s: Kyuss y La Génesis.

El stoner como tal,  nace a manos de una banda que muchos consideran como el único stoner puro, Kyuss. El grupo de Palm Desert, formado por Josh Homme (guitarrista y nombre clave en el desarrollo del género), John García (vocalista), Brant Bjork (baterista) y Chris Cockrell (bajista), nació en 1987 y creó la escena del desierto de California, de donde viene el subgénero llamado (o mal llamado) desert rock. Con 5 álbumes de estudio conformaron las bases del género tal y como las conocemos ahora. Influenciados por el metal, el rock psicodélico de los 60 y las corrientes alternativas de principios de los 90, fueron una banda importantísima en el rock noventero y sus temas actualmente siguen sonando como nunca.

Kyuss fue la génesis de la escena del Palm Desert, sobretodo por la figura de Josh Homme, que creó The Desert Sessions, espacio de música en el famoso Rancho De La Luna en Joshua Tree, California. Esta escena prolífica creada entre amigos consiguió fomentar el nacimiento de bandas como Masters of Reality, formada por el productor Chris Goss, con un estilo más alternativo, Yawning Man, clásicos precursores, muy influyentes en la banda de John García y Josh Homme y toda la escena del desierto en los 90.

Estas bandas de stoner rock creadas en los 90, elevaron al género a un éxito creciente. Sleep aportaban influencias metaleras con un estilo retro muy potente, convirtiéndose en claves en el desarrollo del género en esa década. Nick Oliveri creó Mondo Generator, nacieron los vigentes Fu Manchu y bandas más eclécticas de otros puntos de Estados Unidos, como Monster Magnet (con un sonido más cercano al rock alternativo de la época), Sixty Watt Shaman (elementos del blues y rock sureño) y The Atomic Bitchwax (admiradores del rock psicodélico de los 70) entraron en juego.

Lo más importante que acarreó la escena, es la creación de bandas del subgénero en otros puntos del mundo, como la, posteriormente clave escena de los países nórdicos, que ya empezaba a nacer con bandas como los suecos Dozer.

 

 

Mediados 90’s: El salto al gran público.

En 1995, la gran banda que sustentaba toda la escena, Kyuss, se desintegró. Por suerte para todos, le dio un buen respiro al género. John García creó la breve pero impresionante Slo Burn, que nos dejó 2 álbumes y un EP, para posteriormente pasar a formar parte de Unida.

Pero sobretodo, Josh Homme es el que más tiene que hablar, porque después de la disolución fundó un conjunto que aún ahora sigue siendo enorme: Queens of the Stone Age. Esta banda californiana cambió radicalmente el género, pese a rehuir un poco de la etiqueta stoner. Álbumes como Rated R, Songs of the Deaf o Era Vulgaris han sido un éxito en todo el mundo, adaptándose al sonido alternativo de la época sin renunciar a crear escuela. Un conjunto importantísimo que ya ha alcanzado el estatus de clásico, encabezando carteles de festivales y grandes cantidades de fans.

El stoner rock más directo se diversificó en esta época, con la creación de bandas bastante fieles a los estándares del género, como los británicos Orange Goblin y Electric Wizard, ambos, en mi opinión, representantes del stoner con influencias del metal más clásico.

 

00’s y actualidad: Nuevas propuestas.

Ya, llegando a la actualidad, hace falta hablar del desarrollo de subgéneros hermanos al Stoner. La Escena del Desierto es cosa pasada, y hay nuevas propuestas en todos los puntos de la tierra, pero está lejos de llenar grandes salas. En la vertiente del sludge metal y doom metal hay que mencionar a los titanes Mastodon, muy representativos del tipo de música en esta década. Ya en terrenos más underground, los estadounidenses Orchid, los británicos With the Dead, Windhand y gente como Monolord.

En la actualidad, están emergiendo bandas muy interesantes que han ganado popularidad en festivales y salas pero sin llegar a la importancia de los 90. Uncle Acid & the Deadbeats son un nombre bastante importante, junto con los griegos 1000mods y Mars Red Sky. A mediados de los 2000, nació Wolfmother, banda con gran popularidad e importancia, con una música cercana al género, junto a los que también cabe mencionar Truckfighters en Suecia, y, en Estados Unidos, los magníficos Red Fang y los contemporáneos The Shrine, entre otros.

La Nueva Ola.

Actualmente, hay un gran auge del blues rock con toques alternativos y psicodélicos que proviene del pelotazo que obtuvo Jack White y The White Stripes a finales de los 90. Sin duda hay dos bifurcaciones: los artistas más herederos del éxito de White Stripes (Hanni el Khatib, Deap Vally, Reignwolf, The Black Keys…) y las bandas que, como la Escena del Desierto, se influencian de la psicodelia y el blues rock de los 60, que nacen sobretodo en el norte de Europa y en los que nos queremos centrar. Hablamos de Radio Moscow, Rival Sons, Graveyard, The Vintage Caravan, Blues Pills, The Stone Foxes, De Wolff y Steepwater Band, entre otras. Gozan de un cierto éxito y representan actualmente una gran esperanza para los fans. Lo más importante es que gozan de una personalidad variada,  aun teniendo todas un alma común. Por último, hay que mencionar a los que yo creo los máximos representantes actuales del stoner, teniendo en cuenta la popularidad, los alemanes Kadavar.

 

Conclusión

Hay muchos géneros que quedan estancados por falta de nuevas voces, el stoner, si bien ha perdido grandes nombres con el tiempo, no entraría dentro del caso. El rock con influencias psicodélicas no está muerto ni de lejos, está representado en las pequeñas bandas underground que van ganando adeptos,  y en algunas bandas emergentes en Europa y Estados Unidos. Aun así, no es el género favorito del panorama rock actual para crear nuevas bandas. El mundo del Stoner, como ya hemos mencionado, está en un momento de evolución dentro del metal y el blues rock que podría aprovechar para situarse en el lugar que le pertenece. El doom y sludge siguen formando parte del sonido de nuevas bandas, pero en menor medida. Las melodías con influencia negra siguen siendo totalmente vigentes, y aún se pueden oír riffs de guitarra empoderados por un Big Muff, con bajos y baterías contundentes y complejos. Festivales como el Resurrection Fest ayudan, al incluir bandas del tipo. En el caso del evento gallego, un escenario entero donde poder presentarse en nuestro país, rodeados por un gran público. Este tipo de música podría gozar de la mayor salud del mundo, pero actualmente no hay una escena que goce de éxito masivo mundial. Las escenas se crean con el público, y el gusto del público muchas veces tira para otros lugares. Pero hay bandas nuevas, nuevos representantes de gran calidad, y, mientras haya eso, podremos decir que el Stoner sigue vivo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s