[Reportaje] Low Festival 2018, día 3: shitposting, sorpresas y mucho folk

Tienes los reportajes de la jornada 1 y la jornada 2 listos para leer, ¡dales caña!

Aún con resaca de lo que fue un histórico segundo día, tocaba mentalizarme de que el Low Festival todavía no había terminado y había que volver a visitar Benidorm para disfrutar de más música en directo.

Esta vez iba a acompañarme Miriam, otra invitada de lujo, amiga mía desde hace muchos años, que iba a despedir conmigo esta especial edición del Low Festival, que soplaba las velas de su décimo cumpleaños.

Otra vez tocó viajar en TRAM, un transporte que, desde luego, nos hizo el gran favor (usad transporte público gente) y nos dejó otra vez cerca del recinto, en el que sonaban los últimos toques guitarreros de Santiago Auserón que, junto a Sexy Sadie, rememoraba sus éxitos de Radio Futura en el escenario Vibra Mahou.

Pero esta vez nuestra primera aventura musical nos esperaba en el escenario Ron Matusalem y era Perro.

PERRO: EL SHITPOSTING HECHO GRUPO

IMGP3887
Perro se caracterizó por unas imágenes en las pantallas curiosas cuanto menos. Fotos: Jordi Laguía Morales.

Vale vale vale, antes de hablar de Perro os tengo que preguntar algo, ¿sabéis lo que es el shitposting? Según Urban Dictionary (mi fuente de confianza para todo en esta vida), shitposting (o shit posting, dependiendo de quién lo escriba) es aquella práctica que consiste en poner vídeos o imágenes extrañas que son completamente aleatorias y carentes de sentido.

Vale, volviendo al concierto de Perro, cuando Miriam y yo nos acercamos a ver qué tal el ambiente por el Ron Matusalem nos impresionó ver un cartel en las pantallas que ponía que el concierto de los murcianos podía contener imágenes que herían la sensibilidad de algunos espectadores. El hype llegó sólo.

De verdad es que no sé cómo definir el concierto de Perro, sólo digo que me lo pasé como un crío y que fue una de las mejores sorpresas del Low.

El concierto empezó con carteles en blanco sobre fondo negro que rezaban cosas como “MURCIA ES ÁFRICA” y Perro entraron con ganas de comerse el escenario dando un pedazo show que mezclaba buena música y un humor muy canalla y joven a través de memes quemados, vaporwave y muchas imágenes… ¿perturbadoras?

Un momento destacado sin dudar del directo fue cuando tocaron Pickle Rick. Ahí se demostró que hay que tener un CI muy alto para entender los conciertos de Perro y poder disfrutar las exquisitas referencias a Rick y Morty en todo momento.

Bromas aparte, nunca creía que iba a ver un concierto en el que en las pantallas se proyectaran imágenes de penes, reptilianos de la serie V (en la exquisita canción Ediciones Reptiliano) o porno editado con paint de forma cutre.

Además, entre canción y canción siempre caía alguna charla, con alguna bromita de carácter ácido (como decir que lo que estábamos allí éramos unos desfasados o que cuando empezara Izal nos podíamos ir, que ellos son un grupo malo) o algún intento de comunicarse frustrado por un acento murciano claramente exagerado.

Y, para cerrar, destacar el momento La Reina de Inglaterra, en la que uno de los baterías de Perro (porque tienen dos) se lanzó al público en un espectacular pogo con imágenes de la realeza de fondo. Todo un show.

Lo repetiría. Por los memes. Y la música.

EDITORS: AN END HAS A START

IMGP3903
La puesta en escena más oscura de Editors encajó a la perfección con los toques más apagados de Violence, su último disco.

Aún con resaca de lo vivido en Perro, oíamos cómo Izal ya comenzaba a sonar en el escenario principal: ¡el momento perfecto para cenar!

Sin duda, la hora y pico de tranquilidad mientras cenábamos y charlábamos vino de lujo para descansar y cargar las pilas para el cabeza de cartel de la noche: Editors.

Al llegar al escenario Vibra Mahou y colocarnos en una posición buena para ver el espectáculo (aunque Miriam me abandonó para visitar la grada VIP), las luces se apagaron y empezó el espectáculo…

Gimme! Gimme! Gimme! de ABBA, pre-grabada.

Vamos a ser sinceros, ¿hay alguna forma mejor de empezar un concierto que con ABBA? La respuesta es, por supuesto, NO. Gracias Editors por tanto.

Dejando las bromas a un lado,   el comienzo del grupo con Cold me pareció exquisito, no sólo es un temón del que saben hacer (ese rock alternativo mezclado con electrónica y un toque oscuro), si no que presentaba su nuevo disco, Violence (2018) con una canción que se luce en directo con el juego de luces y la pasión sobre el escenario de Tom Smith, su vocalista.

Al inicio de Cold le siguieron Hallelujah (So Low), más oscura en la puesta en escena pero con momentos instrumentales impresionantes en el directo y An End Has A Start, de su álbum de 2007 con el mismo nombre, muy celebrada por un público entregado que se dejaba la garganta junto con un Tom Smith que no duraba un segundo quieto sobre el escenario.

Con Blood y Formaldehyde Editors dejaron un poco de lado su toque electrónico y su uso de sintetizadores para dar rienda suelta a sus momentos más rockeros e instrumentales, que desde luego destacaban de forma espectacular cuando se veían en vivo y se disfrutan mucho más cuando hay un público como el del Low, que se sabía todas las canciones y las gritaban con todas las fuerzas que tenían.

El lado de Editors que ama los sintetizadores volvió con otro repaso de Violence, con Darkness At The Door, celebrada por los fans y muy dada al baile y al optimismo y con algunas partes vocales que parecían estar diseñadas para el directo. Muy disfrutable.

Sugar vino con uno de los mejores momentos del concierto o, al menos, uno de los que más disfruté yo, un juego de luces exquisito, acompañado de una coreografía ensayada y un momento instrumental épico hizo que Sugar fuera el momento que se guardará en mi memoria cuando me pregunten qué tal estuvieron Editors en el Low. Espectacular.

Munich continuó la fiesta en la que se estaba convirtiendo el concierto de Editors, cuyo público se debatía entre lanzarse a bailar, dar unos cuantos saltos o cantar como endemoniados. Una canción agradecida en directo, como prácticamente todas las que tocaron, dejando ver que son bastante brillantes a la hora de escoger un setlist.

Sinceramente, algo que me impresionó del concierto es que el público celebraba las canciones de Violence como si de grandes clásicos se trataran. Con Nothingness y Violence no fue menos. Dos canciones más fiesteras, electrónicas y de muy buena vibra en general que encajaron bien con el ambiente que se respiraba en el escenario Vibra Mahou, cada vez más lleno para ver a Editors.

Unos Editors más tranquilos y experimentales deleitaron a Benidorm con No Harm, un tema que busca que el vocalista se luzca y lo consiguieron. Tom Smith no sólo era carismático sobre el escenario, también era un gran cantante y en este tema de su disco IN DREAM (2015) lo demostró.

Pero la calma duró poco, Smokers Outside The Hospital Doors y The Racing Rats hicieron que el público volviera a animarse con los Editors más radio-friendly, pegadizos y dados al bailoteo, un bailoteo que no paró con Ocean of Night, tema celebrado con un momento de teclado sublime y un final junto con el público histórico.

Con mucho dolor y los primeros toques de Papilon, el temón indiscutible de Editors, Miriam y yo marchamos pero eh, teníamos una buena razón, en el escenario Ron Matusalem nos esperaba el grupo que más esperábamos del día: La M.O.D.A.

LA M.O.D.A.: HÉROES DEL DOMINGO

IMGP3924
Un público muy joven recibió a La M.O.D.A. con mucho amor. 

Prácticamente corriendo como si la vida nos dependiera de ello, Miriam y yo llegamos muy muy justitos para ver comenzar el concierto de La Maravillosa Orquesta Del Alcohol, que desde un primer momento salieron con sus ya habituales vaqueros y tirantes blancos, dispuestos a darlo todo en su concierto en Benidorm.

Si ya habéis visto a La M.O.D.A., sabéis que es una experiencia especial dentro de la música de nuestro país y es que nadie que haya visto hace lo que ellos hacen y suena tan bien.

El banjo, el acordeón el saxofón… y otros tantos instrumentos se unen a las ya habituales guitarras, bajo y batería para ofrecer un cocktail espectacularmente ligero, original y muy interesante de oír, sobre todo si lo adereza la peculiar voz principal, ya muy característica de la banda.

Presentaban Salvavida (De Las Balas Perdidas) y desde un primer momento hicieron saltar y cantar a un público muy joven que se dejaba la garganta en temas tan impresionantes como Mil Demonios, La Inmensidad o Una Canción para No Decir Te Quiero, que sonaban rápidos en directo y con un bajo impresionante (mis felicitaciones al bajista, desde luego maneja muy bien su instrumento).

Es que poco puedo decir de La M.O.D.A. más allá de miles de elogios y felicitaciones a un grupo que me hizo saltar, llorar, emocionarme e impresionarme en un sólo concierto, sintiendo todas y cada una de las letras de las canciones que, acompañadas de esa excelente música que tanto gana en directo convirtió a La Maravillosa Orquesta en mi directo favorito de la última jornada.

Eso sí, voy a destacar algunos momentos memorables del directo.

Nómadas se vivió como si de un himno se tratase en el escenario Ron Matusalem, nunca he visto un público tan entregado como el que se dejó la garganta con ese temón de folk rock español que resonaba en los corazones de los presentes.

Héroes del Sábado, mi canción favorita de la banda, sonó espectacular en todos los aspectos y me hizo emocionarme como el que más pero es que esa es la magia de La M.O.D.A., es lo que consiguen, unirte a ellos sólo mediante el ritmo y las letras de sus canciones.

El último momento destacado para mí fue el que se vivió en Hay Un Fuego, cuando David Ruiz, vocalista, bajó a darse un baño de masas a la valla, saludando a sus fans, que le abrazaban y lloraban mientras él, sonriente, cantaba uno de los temas más sentimentales del grupo. Todo un momento mítico y para el recuerdo del Low Festival.

Repetiremos.

KAKKMADDAFAKKA: HE TENIDO QUE COPIAR EL NOMBRE DE WIKIPEDIA

Aunque La M.O.D.A. fue divertido fue la muerte de unos pies que ya arrastraban un agotamiento de los 3 días de esfuerzo que sufrieron en el Low, así que tocaba disfrutar del último concierto del día desde la grada. Era el turno de Kakkmaddafakka.

Seamos sinceros, los noruegos se han ganado el amor de España. Tienen todo para caer bien: hacen música buenrollera perfecta para festivaleros, son majos tanto en directo como en RRSS y tienen ese juego de bromas con La Vida Moderna que les ha ganado muchos fans en nuestro país.

Así pues, no fue de extrañar para mí que el escenario Vibra Mahou diera una tan buena acogida al grupo de los hermanos Vindenes, que ofrecieron más de una hora de concierto perfecta para los más fiesteros del festival, que no paraban de bailar al ritmo de temones como Neighbourhood, Your Girl o la archiconocida Restless, mientras que Axel Vindenes, vocalista y guitarrista de la banda, instaba a darlo todo para despedir el Low, parando de vez en cuando para soltar alguna broma, chapurrear castellano o darle incentivos a la gente para que no dejaran los pies quietos ni un sólo momento.

El sonido de Kakkmaddafakka se puede definir como fresco, música de verano, de playa, de fiesta hippie con amigos. Es perfecta para un cierre de festival e irse con un gran sabor de boca.

Además vino con sorpresa final, os dejamos el tweet para que la veáis vosotros mismos:

Aunque nosotros queríamos una revancha con El Pollito de Troya.


En el bus de vuelta a Alicante, reflexioné sobre mi primera vez en el Low. Desde luego que fue una experiencia única y un festival con un ambiente irrepetible.

Por 10 años y muchos más apoyando la música en directo.

Por más Low Festival.

¡Y si te has quedado con ganas de más, tenemos fotos y vídeos en nuestros destacados de instagram!

¡Hasta pronto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s