Álbumes debut Reviews CDs

[Review] ‘La Noche’ o el incendio de Arde Bogotá

Arde Bogotá | Foto: Facebook de la banda

Aún no hace un año que conocimos el EP El Tiempo y la Actitud y ya tenemos aquí La Noche, el primer larga duración de Arde Bogotá, la banda cartaginense que tanto está dando que hablar últimamente. Estos chicos me conquistaron en el confinamiento gracias a Big Bang y Antiaéreo y desde entonces, es una de mis bandas de cabecera a nivel nacional.

Es inevitable no sentirse reflejado a lo largo de estos 10 cortes que componen La Noche con Antonio (voz), Dani (guitarra), Pepe (bajo) y Jota (batería). La Noche es un álbum conceptual que trata acerca de las aventuras y desventuras de una noche de fiesta, de esas que solíamos frecuentar (algunos más que otros, no vamos a engañar a nadie) hace año y medio. Cada uno de estos tracks es un estado o ‘parada’ de esa noche. Lo de ‘parada’ vamos a llamarlo así por esas líneas que vemos en las portadas de los ingles y que emulan a las líneas de metro, transporte que en las grandes ciudades nos llevan a esos lugares dónde la fiesta y la diversión están aseguradas.

El álbum ha sido grabado en los Estudios Neo Music Box y ha sido producido por Lalo GV de Ayoho, que además acompaña a Arde Bogotá en los directos, uno de los puntos fuertes de la banda. La portada de La Noche representa un callejón nocturno y 10 sombras como símbolo de los 10 temas y estados que estamos a punto de conocer.

Y sin más dilación, vamos a empezar con esta aventura nocturna con los chicos de Arde Bogotá, que nos van a demostrar que el rock no ha muerto. ¡Bienvenidos a La Noche!

Abajo | Entrada

Primera parada. Esas previas antes de entrar al garito de turno… ¿Os acordáis? Qué lejos se ven esos tiempos… Fue el primer adelanto que conocimos de La Noche, a finales de octubre y que nos dejó a todos expectantes con lo que se venía. Abajo no sólo es el nombre del tema, si no que comparte nombre de u club secreto y clandestino de Bogotá, dónde se da lugar toda la historia que se va narrando en el álbum. Hace referencia a estado de incertidumbre emocional, más o menos buscada, o más o menos encontrada.

Es un corte potente, con fuerte presencia de guitarras y de batería, que te animan a darlo todo y a vivir sin preocuparte de las consecuencias. El videoclip tiene referencias muy claras a Trainspotting, un film dónde la banda se ha inspirado a nivel estético para este trabajo.

Cariño | Frenesí

Rock con toques funk para dar paso a esta segunda parada. Cariño es ‘esa canción de mierda’ que bailamos para seducir a nuestro crush. Como la banda bien dice, lo ridículos que llagamos en muchas ocasiones a ser cuando pretendemos conquistar a alguien. La modestia en esta canción no existe, es poner toda la carne en el asador sin importar las consecuencias.

Cariño es divertida, canalla y sin rodeos. A nivel de sonoridad, lo mejor del tema ese bridge enérgico a base de guitarras y batería. Me recuerda muchísimo a Ácido de Miss Caffeina, pero incorporando un cencerro, dándole un toque diferente. Es un Kasabian (el inicio es muy You’re in Love With a Psycho) meets Miss Caffeina en toda regla. Un minuto de silencio por todas esas canciones de mierda que hemos bailado ‘en contra de nuestra voluntad’.

Tijeras | Alienación

Tercera parada de este viaje nocturno en un corte que nos invita a bailar y a hacer pogos a partes iguales. Nos reíamos mucho de Noel Gallagher llevando a una chica en su banda ‘tocando’ las tijeras, pero aquí los chicos… ¡También utilizan tijeras! Rabia e inconformismo son los protagonistas de una canción, de esos momentos en los que nos sentimos sobrepasados en nuestra vida laboral y queremos dar un puñetazo en la mesa.

Vivimos en una cultura de estudia todo lo que puedas: carrera, master, doctorado… que tu futuro será brillante. Cuanto más, mejor. Pero al acabarla vida académica y adentrarnos en el mundo laboral, ¡Oh, sorpresa! Nada es tan maravilloso como nos lo pintaban y estamos relegados en muchas ocasiones a contratos precarios. Nos acabamos quemando y frustrando a la par, pero ‘es lo que nos ha tocado vivir’. Muy millennial todo, sin lugar a dudas, pero muy agradecida de que se dé visibilidad a la precariedad laboral, en especial la que sufren los jóvenes.

A lo oscuro | Rabia

La cuarta estación. Parafrasendo a Jota, batería de Arde Bogotá… Don’t believe the hype. O sí. Tenía muchísimo hype por la cuarta parada desde que en una charla con los medios, la banda manifestó que era una de sus favoritas. Es un círculo vicioso cuando te preguntan ¿Qué te pasa?, dices ‘nada’ pero en verdad si pasa… y es un bucle. Pero en un momento dado, coger a esa persona y la llevas A lo oscuro, solventando esas diferencias. ‘Tanto sentir sin decir el motivo‘, todos nos hemos sentido reflejados e identificados en ese momento.

Instrumentalmente sigue un poco la estela de Cariño, al combinar funk y rock. Pero tiene algo que la hace aditiva. El puente instrumental recuerda muchísimo a The Angry Mob de Kaiser Chiefs. Y aquí, como apunte se nota la influencia que tiene Arde Bogotá por bandas británicas de rock alternativo, no sólo en este tema si no en general.  

El beso | Extasis

Seguimos avanzando hasta el epicentro, la quinta parada. Es el punto de inflexión dentro de La noche, cuando por fin conseguimos (que no siempre pasa) estar con nuestro crush, es toda una declaración de intenciones y la letra no deja lugar a dudas. Ese momento es cuando te das cuenta que todo ha merecido la pena, y a su misma vez, te da igual todo lo demás. Dentro de la conceptualidad del álbum, El beso divide la primera fase del álbum, la parte de subidón y la de bajada, que se produce a partir del siguiente corte.

Dangerous | Sexo

Empieza la desescalada, aunque en la sexta parada seguimos aún un poco en el clímax del álbum, y nunca mejor dicho. Dangerous relata deseo, pero a su misma vez, miedos e inseguridad al tener con alguien un momento íntimo. Como comentó Dani en este caso, cuando presentaron los temas en sus redes sociales, podemos llevarlo a un amor platónico, idealizando muchísimo al otro, pero infravalorándonos a nosotros sintiéndonos inferiores. Y aquí es dónde entra el juego del spanglish en la letra. No solo po ser más cool, si no por comparar algo muy top con algo más de segunda.

Dangerous es muy eléctrica, combina varios estilos e influencias y nos lleva hacia ese punto de no retorno. Instrumentalmente, en especial los últimos segundos, te transportan hacia ese punto y aparte para seguir con La Noche. Guitarras, sintes y batería que van desapareciendo poco a poco. Una de las sorpresas del álbum y de las que más curiosidad me despierta de disfrutar en directo.

Millennial | Frustración

La septima parada es Millennial, una canción que lleva la frustración y la impotencia por bandera. Tras el climax, llega ese momento de empezar la decadencia. Habla de cambios, de conocerse a uno mismo y de esos momentos en los que quieres comerte el mundo. Es un poco autobiográfica en el sentido que es una radiografía de ese sentimiento mutuo dentro de la generación millennial, dónde los mismos Arde Bogotá se incluyen. Una generación que ha vivido dos crisis económicas importantes, pero que, pese a todo, se busca un poquito de esperanza y cambios en la vida.

Es el momento reflexivo (o de incertidumbre) de la noche, cuando te da la bajona después de la euforia. Realmente siguiendo la trayectoria del álbum, Millennial podrá ir prácticamente en cualquier momento del mismo.

Tan alto como tus dudas | Introspección

Octava estación. Tras el encuentro y la decadencia, llega el momento de incertidumbre porque no sabes lo que sientes, quieres decírselo a la otra persona pero tampoco sabes lo que siente por ti: ‘Quisiera ser tan alto como la luna. Quisiera ser tan alto como tus dudas’. Otro momento en el que Arde Bogotá reflejan esos momentos por los que todos y cada uno de nosotros hemos pasado alguna vez. En referencia a la parte instrumental, el solo de guitarra es una maravilla. Todo un cúmulo de emociones, sin duda.

El Dorado | Incertidumbre

La noche se acaba, llegamos ya a la novena y penúltima parada. El Dorado hace referencia al nombre del aeropuerto de Bogotá. Un cruce de caminos, de vidas muy diferentes y analizamos esa situación, en la que siempre nos queda una mínima esperanza, algo que en la generación millennial llevamos por bandera. Tiene una letra directa, sin rodeos: ‘Y entre tus brazos, sabremos por fin si no, si no fue un fracaso, si aún queda alguna opción, para estar contigo un rato’.

Una de las más desconocidas a priori, ya que no se ha mencionado en exceso. Pero a mi parecer, nivel instrumental (con mucha fuerza de guitarras y batería, muy inspirados en Foo Fighters) y de producción, una de las más ricas.

Exoplaneta | Esperanza

Y llegó la décima parada y el final. Otro de los temas que más sonaban como los favoritos de la banda y que estaban deseando que saliese a la luz. Y voy a confesar algo: Me he emocionado al escucharla y seguro que lo haré en directo. Exoplaneta dista totalmente del resto del álbum. El inicio sin electricidad, únicamente con la voz de Antonio y una guitarra acústica, dónde más tarde se une el resto de la banda. Es el tema más intimista de la banda y todo apunta que será el momento ‘linternas’ en los conciertos.

Guiños a la Cartagena de Arde Bogotá, al estadio Cartagonova, a la Alameda… La banda no reniega de sus orígenes y de su tierra. Un canto a un futuro prometedor, a un nuevo inicio aunque sea lejos de aquí, en ese ExoplanetaPara que vean nuestro lugar los que se han quedado atrás‘. Soñar ese mundo ideal ese que nuestra generación no ha conocido: ‘Fundaremos Cartagena en otro sistema solar. Olvidaremos los problemas del futuro y la ansiedad que no se han inventado allá’.


Arde Bogotá firman con nota uno de los álbumes nacionales más esperados del 2021, dentro del rock. En 2020 muchos medios y expertos se referían a Arde Bogotá como la banda indie rock revelación. Con ello, las expectativas hacia La Noche eran altísimas y más viniendo de un EP, El Tiempo y la Actitud con tan buenas críticas. No obstante, la joven banda ha dejado patente que es este álbum es sólo el inicio de una carrera prometedora y que talento, rock y carisma es algo que no les falta, además que tienen muchísimo que ofrecernos. No es fácil lanzar de primeras un álbum conceptual, pero han jugado con una temática cercana a la banda, a la par que se ponen en la piel de su público objetivo. Sonidos oscuros, instrumentales potentes, buenas letras y un concepto claro y rotundo.

Arde Bogotá van a incendiar el Cartagonova, la Plaza de Toros de Murcia (dónde se hará la presentación oficial del álbum en el Murcia On) y cualquier recinto que se les ponga por delante. La noche va a crecer y arder en directo, de estoy totalmente segura. Este verano, ya de entrada hay varios conciertos en diferentes ciclos que podéis consultar en las redes sociales de la banda. Nosotros ya estamos deseando que se dejen caer por aquí cerca y adentrarnos en el mundo de La Noche.

2 comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: